deportes | 09 de Enero de 2018

“Llego al equipo más grande de México”, dijo el refuerzo colombiano Andrés Ibargüen Foto tomada de @ClubAmerica

Por

Por 

La Jornada

Ciudad de México, 9 de enero.- La barra americanista "Disturbio" hizo honor a su mote y sembró el caos esta mañana en la Terminal 2 del aeropuerto capitalino, en la llegada del refuerzo colombiano Andrés Ibargüen.

Una hora antes de que el jugador cafetalero traspasara la puerta de Llegadas Internacionales ya retumbaban los tambores acompañados de cánticos y un incesante agitar de banderas azules y amarillas que impusieron un ambiente cálido en la fría mañana.

Ibargüen fue protegido por un anillo de policías que batallaron para resguardarlo de la amenazante masa. Los barristas —un centenar— se estiraban para tocarlo, otros con gritos le exigían “!échale güevos compa!”.

El atacante, procedente del Racing de Avellaneda, quedó oculto entre policías, cámaras de televisión y los desbordados fanáticos americanistas, pero logró decir algunas frases:

“Llego al equipo más grande de México. Vengo con el deseo de hacer grandes cosas y meter muchos goles. Es muy importante tener la oportunidad de jugar con (Jérémy) Ménez y darle siempre muchas alegrías a la hinchada, que es lo que todos queremos.

“Para nadie es un secreto que voy a aportar mucho al grupo. Cada uno quiere poner su granito de arena y creo que estar aquí me ayudará a madurar mucho como jugador y como persona”.

Ibargüen se dijo “feliz” por la estruendosa recepción, no obstante, tras ser llevado casi en vilo para posar frente a las gigantescas mantas que decían “Monumental” y “Disturbio”, echó a correr hacia una de las salidas de la terminal aérea.