Baja California | 08 de Diciembre de 2015

Camiones de carga esperan entre dos y tres días para viajar de Sinaloa a Tijuana Foto La Jornada Jalisco / Archivo

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 7 de diciembre.- Para la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) zona Pacífico los puntos de revisión militar situados en el norte del país han duplicado los tiempos de espera a los camiones de carga, los cuales para cruzar de Sonora a Tijuana tardan entre 40 y 50 horas. 

El vicepresidente del organismo, Héctor Chacón Silva, envió una carta a la Comisión de Transporte del Congreso de la Unión y pidió la modernización de los puestos de revisión de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), al considerarlos "obsoletos" para agilizar las inspecciones. 

El líder transportista del Pacífico (Baja California Sur, Baja California, Sonora y Sinaloa) detalló que para cruzar desde Culiacán hasta Tijuana los choferes hacen hasta 60 horas, cuando por ese tramo deberían hacer la mitad. El mayor tiempo de espera es en los cuatro retenes situados entre Sonora y Baja California. 

"Quisiéramos saber cuántos decomisos hace el Ejército para saber si se justifica la revisión. No pedimos que los quiten, estamos conscientes de que es por seguridad, lo que pedimos es apoyo para agilizar los traslados de los cargamentos para evitar las sanciones que imponen las empresas", advirtió. 

Las compañías, dijo, particularmente trasnacionales, cobra entre 10 y 15 por ciento del valor de carga por el retraso en la entrega de la mercancía. Para evitar las amonestaciones los casi 4 mil hombres-camión que transitan por zona Pacífico han optado por manejar a mayor velocidad y sin dormir. 

"El riesgo no solo es por accidentes vehiculares", alertó, también existen otros factores de impacto, como la concentración de emisiones al tener filas con decenas de unidades esperando y también el daño en la salud de los choferes que "ni siquiera cuentan con instalaciones para necesidades fisiológicas". 

El empresario dijo que algunas de las propuesta del organismo son la inversión en equipo de inteligencia, como los programas de revisión aleatorios que mantiene Estados Unidos -"Operación Confianza"-para revisar una sola unidad y no todas. 

Otras opciones son que las compañías destinen recursos para implementar mecanismos como los patios seguros, es decir, utilizar cámaras y herramientas digitales para monitorear en vivo los sitios de carga y descarga, así como la ampliación de carriles en los puestos militares.