mundo | 08 de Noviembre de 2018

De visita en Tijuana, el ex funcionario estadunidense calificó que el sistema migratorio es deficiente debido a que no hay un proceso que permita tramitar con eficiencia las peticiones de asilo para poder hacer frente a las oleadas migratorias. Foto Antonio Maya

Por

Por 

Antonio Maya

Tijuana, 8 de noviembre.- El ex comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza durante el gobierno de Barack Obama, Alan Bersin, afirmó que la militarización de la frontera entre México y Estados Unidos obedece más a un interés político que a un asunto de seguridad nacional ya que aseguró que ambos países tienen “una frontera tranquila”.

Durante el foro La tecnología en otros países contribuye a la seguridad pública que se llevó a cabo en las instalaciones de la Canacintra, Bersin consideró que “un grupo de migrantes de América Central huyendo de la pobreza y la violencia no constituye una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos”.

Mencionó que “este es un grupo de 4 mil damas, jóvenes, niños y adultos no son un peligro para desplegar a la Guardia Nacional, antes bien lo que se debe hacer es reparar el sistema migratorio de la Unión Americana”, y consideró que no se deben de desplegar soldados en la frontera.

Aseguró que el sistema migratorio como se encuentra en la actualidad es deficiente debido a que no hay un proceso que les permita tramitar con eficiencia las peticiones de asilo para poder hacer frente a las oleadas migratorias, como la que está actualmente en territorio mexicano. “La corte no puede manejar este asunto, pero no es una cuestión de seguridad nacional”.

Por la tarde de hoy personal militar de Estados Unidos se apostó a lo largo de la frontera entre México y el país norteamericano.

A través de un comunicado de prensa el Departamento de Defensa de Seguridad Nacional de ese país informó a que hay 5 mil 600 militares en apoyo a la policía fronteriza aunque anticipó que podrían llegar a 7 mil el número de efectivos a su frontera sur.