cultura | 08 de Noviembre de 2018

Arqueólogo en una de las tumbas encontradas en una localidad cerca de La Paz Foto tomada del Ministerio de Cultura de Bolivia

Por

Por 

Redacción

La Paz, 8 de noviembre.- En una excavación se descubrió más de un centenar de fardos funerarios que datan del 1100 cerca de La Paz, Bolivia, este hecho se ha catalogado como un descubrimiento sin precedentes, aunque se asegura que su conservación será complicada, informó el Ministerio de Cultura de aquel país.

La ministra de Culturas y Turismo de Bolivia, Wilma Alanoca, calificó de “único y sin precedentes” el descubrimiento de la necrópolis subterránea, el hallazgo fue hecho en Viacha, un municipio ubicado a unos 30 kilómetros al este de La Paz.

“Los arqueólogos encontraron más de un centenar de fardos funerarios que contienen restos humanos envueltos en telas con cestas y sogas acompañados de artefactos consistentes en vasijas de cerámica, metal líticos y madera”, informó un comunicado del ministerio.

El sitio cuenta con al menos cuatro tumbas colectivas, de las cuales dos fueron saqueadas y las últimas dos se encuentran intactas. Para acceder al sitio se necesita pasar por un pozo que lleva bajo tierra a dos cámaras, una principal y otra secundaria, del periodo de los señoríos o reinos aímaras.

El periodo de las tumbas fue posterior a la cultura Tiahuanaco, la cual llegó casi al año 1200; se desarrolló en el altiplano hasta la conquista por los Incas en siglo XV.

“A juzgar por la cantidad equilibrada entre hombres y mujeres y de niños entre los fardos, se podría pensar que la población pudiera haber sido diezmada a causa de alguna epidemia, más que un enfrentamiento bélico”, detalló el Ministerio de Cultura.

Hace poco más de tres meses la Unidad de Arqueología y Museos del ministerio detectó restos arqueológicos en el lugar, por lo que el encargado, Wanderson Esquerdo, se dio a la tarea de intervenir en la zona.