cultura | 08 de Octubre de 2018

El calendario Azteca, presenta una sorprendente exactitud de 1 día cada 2,432 años, teniendo las mismas características del calendario Maya, más un ajuste cada 130 años. Foto tomada de Arqueología Mexicana

Por

Por 

Diego Fernández del Castillo
Tijuana, 8 de octubre.- Desde el comienzo de la existencia de la raza humana, siempre se ha tenido la inquietud y sobretodo la necesidad de medir el tiempo. En un principio fueron las 4  estaciones o los ciclos lunares y sus consecuencias para poder determinar cuándo sembrar o cuándo almacenar alimento para el invierno. Fueron los Egipcios quienes determinaron que un año debería tener 365 días pues necesitaban saber el momento  de la crecida del río Nilo y este se daba cuando el día era más largo, o sea cerca del 22 de junio, para ellos  los ciclos lunares no les ayudaban mucho para ser precisos .

En la antigua Roma se tenía lo que sería un año pero dividido en 10 meses, empezando por el mes de Marzo pues tanto en Roma como  en otras culturas se creía que el ciclo del año ( y de la vida) empezaba al momento de ser los días más largos que las noches y esto es precisamente a partir del 21 de marzo. Los romanos llamaron al mes: Marzo pues los soldados romanos “marchaban” a buscar nuevas tierras al inicio de su año, Abril  porque las flores “abrían”, Mayo por la diosa Maia ( la fertilidad), Junio por el dios Juno (familia) , Julio se llamó en principio “quinto” porque para ellos era el quinto mes del año posteriormente se cambió el nombre  a  Julio en honor de Julio Cesar, Agosto era el “sexto” posteriormente se llamó agosto por el gobernante Augusto, Septiembre el “séptimo”, Octubre   “octavo”, Noviembre  “noveno” y Diciembre el “décimo”. Y aun así, no cumplía el calendario con la exactitud requerida. Fue el rey Romano, Numa Pompilio, quien reinó en el siglo VII a. C. después  de Rómulo, fundador de Roma. Numa Pompilio es el que le agrega 2 meses más para que el calendario tuviera 12 que meses. Enero en honor al dios Jano, que tiene dos caras y ve el inicio y el fin (January en inglés) y Febrero por el dios Februs,  February en inglés.

Pero es hasta el año 45 a. C. cuando el dirigente Julio Cesar impone en toda Roma el calendario Juliano, en su honor, con los 12 meses que conocemos. Teniendo una exactitud de 1 día cada 128 años, nada mal.

Es en el Concilio Católico de Nicea, en el año 325 de nuestra era, cuando se determina que la SEMANA SANTA DEBE CAER EN LA PRIMER LUNA LLENA DE PRIMAVERA, por eso cambia cada año en nuestros días. Y para el siglo XVI la exactitud de un día cada 128 años ya traía un desfase de 11 días. Y es precisamente el Papa Gregorio XIII quien instituye el calendario actual, llamado Gregoriano en su honor y que tenemos hoy en día, en octubre del año 1582.Se determinó también que los años bisiestos cada 4 años, tendrían 366 días, agregándose en febrero el día adicional  y cuando hay cambio de siglo (terminación 00) será bisiesto, siempre y cuando la suma de dígitos  total de ese año pueda ser dividida exactamente entre 400, es decir el año 2100 no será bisiesto como el 2000 sí lo fue (2000 si se divide exacto entre 400). Este calendario nos da una exactitud de un día por cada 3,226  años. En la actualidad, se hacen algunos ajustes de un segundo cada que se requiere los días 30 de junio, el último fue en el 2015 y anteriormente en el 2012.

Pero veamos lo que nuestros antepasados hicieron en los calendarios Maya y Azteca.

La Precisión del calendario Maya es de un día cada 1,300 años con meses de 20 días y 18 meses por año más 5 días de purificación, lo que nos da 365 días e igual que los aztecas. El calendario Azteca, presenta una sorprendente exactitud de 1 día cada 2,432 años, teniendo las mismas características del calendario Maya, más un ajuste cada 130 años lo que lo hace mucho más preciso que el Maya.

Finalmente estimados lectores es bueno comparar, a estas grandes culturas ancestrales, sin computadoras, sin calculadoras ni herramientas mecánicas que ayudaran a los cálculos, hacer una comparación con el reloj mecánico más preciso que pueda salir de Suiza en 2018. Para fijar un parámetro basta mencionar que los relojes suizos mecánicos cronógrafos tienen que cumplir la norma COSC que marca al día una variación de -4 segundos hasta +6 segundos, o sea un rango de hasta 10 segundos por día. Pero escojamos dentro de los que cumplan esta especificación al mejor reloj mecánico de la más alta gama y que tenga una precisión de UN segundo al día que es marca Rolex, este segundo significa que cada 237 años varia un día y un muy buen reloj normal, suizo que cumpla con la certificación COSC de 5 segundos al día el error, significa  un día por cada 47 años. O sea los calendarios Maya, Azteca, Gregoriano o Juliano están mejores que un reloj mecánico de alta gama que podamos comprar en el año 2018. Como dicen los francés, Chapeau, o me quito el sombrero ante nuestros antepasados.