Baja California | 08 de Septiembre de 2017

Baja California, por ser estado fronterizo, enfrentaría la deportación de jóvenes y, Como congreso local, tendríamos que aprobar la ampliación de presupuestos educativos Foto Cartón: Vicente Corpus

Por

Por 

Redacción

Mexicali, 8 de septiembre.- “En México no estamos preparados para recibir a los dreamers, sin embargo ante posibles deportaciones tendríamos que realizar acciones emergentes”, consideró el presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos del Congreso de Baja California, Víctor Morán Hernández.
  
El impacto de la medida anunciada por el gobierno del presidente Donald Trump ha generado preocupación, sin embargo las presiones contra el fin del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) obligará a dar marcha atrás a esa decisión, confió el legislador tijuanense.

El diputado de Morena señaló que hay un rechazo total al anuncio porque afectará a más de 600 mil jóvenes mexicanos que permanecen en Estados Unidos desde muy temprana edad y actualmente cursan la universidad, “es una situación muy injusta”, agregó.

“Baja California, por ser estado fronterizo, enfrentaría la deportación de jóvenes y, Como congreso local, tendríamos que aprobar la ampliación de presupuestos educativos”, afirmó tras reconocer que también sería difícil hacerlo de manera “repentina”.

Morán Hernández, legislador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), expresó  que “los cambios políticos del país traerán expectativas positivas para los jóvenes porque lo que deseamos es que no se vayan  y tengan oportunidades de ejercer su profesión en México”.