diputados federales | 08 de Agosto de 2019

Salón de plenos de la Cámara de Diputados. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

La Jornada
Ciudad de México, 8 de agosto.- La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de que los partidos políticos renuncien a 50 por ciento de los fondos públicos que reciben –en el contexto de la política de austeridad que impulsa su gobierno– generó reacciones diversas, pues mientras algunos sectores apoyaron la iniciativa, otros se opusieron al afirmar que de esta manera se pretende afectar el trabajo de la oposición. 

Entre los que se manifestaron a favor se encuentra el coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, quien afirmó que “nadie se debe salvar de la austeridad, incluidos los partidos. Hay que disminuir el costo de la política. Estamos convencidos de que esto (el recorte) es absolutamente viable y debe ocurrir. Vamos a impulsar la iniciativa, para lograr un ahorro significativo en el presupuesto”. 

De igual forma, la presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, respaldó la propuesta de López Obrador, porque, dijo, “es inaceptable que los partidos dispongan de tanto dinero cuando existen tantas áreas a las que les hacen falta”, al tiempo que aseguró que su instituto político no ha podido hacer la devolución que anunció para este año ya que no encontró la forma de regresarlo directamente a la Secretaría de Hacienda. 

Por su parte, senadores y diputados de Morena, PRI, PAN y PRD se pronunciaron en favor de la reducción del financiamiento a los partidos políticos, y que se valore la posibilidad de regresar parte de los recursos, pero sin presiones desde el Ejecutivo. 

“Señal importante” 

Un ejemplo fue el senador priísta Manuel Añorve, quien manifestó que el recorte al presupuesto de los partidos sería “una señal importante para la sociedad civil, y por supuesto que se puede hacer más con menos”. 

Vía Twitter, el PRI dijo que la austeridad debe abarcar “de manera racional” a todo el sistema electoral y no sólo a los partidos, al tiempo que propuso “conjugar la austeridad con la equidad”: reducir en 50 por ciento el financiamiento, repartir con mayor igualdad el porcentaje restante y fortalecer los mecanismos de financiamiento privado. 

En contraposición, Ángel Ávila, integrante de la dirección nacional extraordinaria del PRD, dijo que la propuesta del Presidente es un intento de asfixiar a la oposición, para que no tenga lo mínimo indispensable para trabajar políticamente. 

Jorge Álvarez Maynez, secretario general de Movimiento Ciudadano, dijo que Morena ofreció regresar 50 por ciento de su financiamiento público para ayudar a los damnificados por los sismos de 2017, y a la fecha no tiene un documento que compruebe el cumplimiento de esa promesa. 

(Con información de Víctor Ballinas, Andrea Becerril, Georgina Saldierna, Roberto Garduño, Enrique Méndez, Fabiola Martínez y Néstor Jiménez)

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?