mundo | 08 de Agosto de 2018

Gosselin Maurel dijo que empresarios y gobierno estatal ‘‘ignoraron por completo’’ el problema del sargazo. ‘‘Hay una corresponsabilidad por el olvido’’, afirmó. Foto Cuartoscuro / La Jornada

Por

Por 

Patricia Vázquez / La Jornada
Cancún, QR. 8 de agosto.- El gobierno estatal pagará 200 millones de pesos a una empresa que le rentará por tres meses siete barreras de dos kilómetros de largo cada una para contener la llegada de sargazo a las playas, informó el titular de la Secretaría Estatal del Medio Ambiente (SEMA), Alfredo Arellano Guillermo.

El funcionario adelantó ayer a empresarios y representantes de la sociedad civil que este miércoles comenzará a instalarse la primera barrera en Punta Nizuk; las otras estarán en Playa del Carmen, Tulum y Majahual.

Destacó que estas estructuras no perjudicarán la vida marina, pues se colocarán sobre el agua, pero en Puerto Morelos, muy afectado por las algas, se tendrá cuidado especial para no dañar los arrecifes. Indicó que el contrato con la empresa incluye el uso de embarcaciones para trasladar el sargazo y la limpieza de las barreras.

El titular de la SEMA descartó la sugerencia de la Universidad de Galveston, Texas, de emitir alertas por la llegada de sargazo, como se hace con los huracanes, pues las corrientes marinas pueden cambiar repentinamente. Agregó que también se buscan recursos federales para enfrentar el problema.

En tanto, Carlos Gosselin Maurel, ex presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, aseguró que la proliferación de sargazo redujo 4 por ciento la ocupación hotelera en la entidad en comparación con la misma temporada de 2017, y 6 por ciento en relación con el mes pasado. Sostuvo que la economía popular en Puerto Morelos ‘‘se está cayendo a pedazos’’ debido al sargazo, por lo que es urgente tomar medidas ‘‘contundentes’’, pues están por comenzar las reservaciones para 2019.

Gosselin Maurel dijo que empresarios y gobierno estatal ‘‘ignoraron por completo’’ el problema del sargazo. ‘‘Hay una corresponsabilidad por el olvido’’, afirmó.