méxico | 08 de Agosto de 2018

La libertad de Gordillo Morales “no se justifica porque no se aclaró el uso que dio a los recursos de los maestros por casi tres décadas, pues aún desconocemos cuál fue el destino de miles de millones de pesos” Foto archivo La Jornada

Por

Por 

Laura Poy Solano | La Jornada
Ciudad de México, 8 de agosto.- Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) afirmaron que la libertad otorgada a Elba Esther Gordillo Morales, tras ser absuelta de los cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, “es una prueba más que en México la justicia se aplica con fines políticos y no porque se quiera sancionar la corrupción y las violaciones a la ley”.

En entrevista señalaron que la CNTE presentó “varias demandas en su contra, tanto por la falta de transparencia en el manejo de miles de millones de pesos del gremio, y que son parte de las cuotas sindicales cuyo destino desconocemos, pero principalmente por su participación en el asesinato de nuestro compañero y dirigente social, Misael Núñez Acosta. Presentamos todos los elementos, pero la autoridad simplemente le dio carpetazo”.

Enrique Enriquez Ibarra, secretario general de la sección 9 de Ciudad de México, indicó que “nunca se nos ha tomado en cuante respecto a la exigencia de transparencia en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación —el cual fue encabezado por Gordillo Morales por casi tres décadas— ni tampoco en las acusaciones que hemos presentado contra Gordillo Morales”.

Consideró que el actual gobierno federal “buscó su caída cuando pensaron que no sería útil para la implementación de la reforma educativa, y la encarcelan. Hoy, que ya van de salida, y cuando el escenario para continuar con su reforma cambió, la dejan libre. Es parte de los acuerdos que se dan cada sexenio, y no se puede descartar que ahora se busque una vuelta al pasado en el control del gremio magisterial”.

Al respecto, Francisco Bravo, integrante de la CNTE, y ex dirigente magisterial, aseguró que la libertad de Gordillo Morales “no se justifica porque no se aclaró el uso que dio a los recursos de los maestros por casi tres décadas, pues aún desconocemos cuál fue el destino de miles de millones de pesos”.

Al interior del SNTE, consideró, “se avecina una reconfiguración, pero bajo el mismo esquema del charrismo en un contexto de coyuntura política compleja”, por lo que, aseguró, el magisterio disidente “no vamos a dejar de insistir en que lo que buscamos es una verdadera transformación del sistema educativo y de nuestro sindicato”.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?