mundo | 08 de Agosto de 2018

Al hacer un balance de acciones, el titular de la Semarnat sostuvo que ha cumplido en el caso de la contaminación del Río Sonora. Foto Alfredo Domínguez / La Jornada

Por

Por 

Angélica Enciso L. / La Jornada

Ciudad de México, 8 de agosto.- Tras hacer un balance de acciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el titular, Rafael Pacchiano, señaló que se ha cumplido en el caso de la contaminación del río Sonora, planteó que se tiene todo para clonar a la vaquita marina y dijo que Pemex no tiene responsabilidad en la mortandad de manatíes en Tabasco.

Sobre la presencia de sargazo en las costas de Quintana Roo, sostuvo que la dependencia alertó a tiempo del problema, que se debe al cambio climático y aún no se sabe qué uso se puede dar a esas algas. Hasta el 31 de julio se habían levantado de las playas 119 mil metros cúbicos.

En conferencia de prensa en la residencia oficial de Los Pinos, dijo que el medio ambiente ha sido el sello de esta administración y destacó que todos los años se ha rotó récord de altas temperaturas en México y el mundo.

Mencionó que hay alrededor de 30 ejemplares de la vaquita marina, especie en riesgo de extinción que solo reside en el Alto Golfo de California, y rechazó que hayan fracasado los intentos de rescatarla, pero se obtuvo material para tener su perfil genético y se tiene todo listo por si se requiere una clonación, aunque confió en que no sea necesario.

En relación con la presencia de sargazo, reconoció que la cantidad que ha llegado a las costas mexicanas del caribe es atípica, pero se trata de un fenómeno natural poco previsible y hay información de que se tiene una mancha mayor a la que se presentó en 2015 y lo ideal sería contenerlo antes de que llegue a las playas.

Recordó que en la dependencia emitió lineamientos en 2015 para retirarlo de las playas, donde no se puede utilizar maquinaria pesada, “la realidad es que hay poca tecnología”. Rechazó que el problema se haya salido del control del gobierno, ya que es una gran cantidad de algas las que han llegado. Mencionó que se ha apoyado para el retiro con 70 millones de pesos que provienen del Fondo de Prevención de Desastres Naturales (Fopreden).

Sobre el río Sonora, contaminado en 2014 por un derrame de 40 mil metros cúbicos de residuos peligrosos de la mina Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo México de Germán Larrea, el funcionario rechazó que se hayan incumplido los acuerdos establecidos con el fideicomiso de 2 mil millones de pesos.

Rechazó los cuestionamientos de habitantes de la región de que no se establecieron las 36 plantas potabilizadoras y de que además sólo operan dos de las diez que se pusieron, así como el hecho de que se haya beneficiado a la empresa Rotoplas, en la cual hay socios de la familia de Larrea y de que incluso el ex subsecretario Rodolfo Lazy creó una asociación que recibió recursos.

Explicó que originalmente se estimaron 36 plantas pero con base en datos de Cofepris y Conagua se decidió que solo 10 localidades requerían plantas y ya se entregaron la operación depende de los municipios. Dijo que seis son plantas fijas y cuatro son móviles, pero solo operan tres porque el resto en los detalles finales.