mundo | 08 de Agosto de 2017

"Es mejor que Corea del Norte no vuelva a amenazar a Estados Unidos, si lo hace, se encontrará con un fuego y una furia que el mundo jamás ha visto", sostuvo Donald Trump. Foto Agencias

Por

Por 

Agencias

Bedminster, EU/Pekín, 8 de agosto.- El presidente Donald Trump dijo el martes que Corea del Norte "se encontrará con un fuego y una furia que el mundo jamás ha visto" si vuelve a amenazar a Estados Unidos.

Más temprano el martes, Pyongyang sostuvo que estaba preparado para darle a Washington una "lección severa" con su fuerza nuclear estratégica en respuesta a cualquier acción militar estadunidense.

Washington advirtió que está dispuesto a usar la fuerza en caso de ser necesario para detener los programas balístico y nuclear de Corea del Norte, aunque destacó que prefiere una acción diplomática global, incluyendo sanciones.

Las consecuencias de un ataque de Washington podrían ser catastróficas para el personal militar estadunidense, surcoreano y japonés que se encuentre en el rango de respuesta militar de Pyongyang.

"Es mejor que Corea del Norte no vuelva a amenazar a Estados Unidos, si lo hace, se encontrará con un fuego y una furia que el mundo jamás ha visto", sostuvo Trump en el Trump National Golf Club en Bedminster, Nueva Jersey.

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso por unanimidad el sábado nuevas sanciones contra Corea del Norte por sus reiteradas pruebas con armas nucleares. Las medidas podrían reducir en un tercio los ingresos anuales por exportaciones del país que ahora alcanzan 3 mil millones de dólares.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que Pekín asumirá buena parte de los costos por las nuevas sanciones de la ONU por sus estrechos lazos económicos con el reclusivo país, pero siempre apoyará las resoluciones.

En un foro en Manila, Wang dijo que la nueva resolución es una muestra de la oposición de China y la comunidad internacional a las pruebas de Pyongyang. "Debido a los tradicionales lazos económicos de China con Corea del Norte, será principalmente China la que pague el precio por implementar la resolución", dijo un comunicado, citando a Wang.

"Pero para proteger el sistema de no proliferación internacional y la paz y estabilidad regionales, China, como hasta ahora, implementará íntegra y estrictamente todo el contenido de la resolución pertinente", agregó.

La más reciente resolución de la ONU prohíbe las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, mineral de hierro, plomo, mineral de plomo y mariscos.

También impide a los países aumentar el número de empleados norcoreanos que trabajan actualmente en el extranjero, prohíbe nuevos emprendimientos conjuntos con Corea del Norte y cualquier nueva inversión en las sociedades ya establecidas.

Corea del Norte ha expresado públicamente que planea desarrollar un misil nuclear capaz de impactar el territorio estadunidense y ha ignorado todos los llamados de la comunidad internacional a detener sus programas de armas atómicas.