Por

Por 

Ana Mónica Rodríguez, La Jornada

Ciuad de México, 8 de agosto.- Aunque ha sido etiquetado como intérprete de trova, Yahir Durán (Topolobampo, 1973) es un multifacético cantautor, quien además publica libros, enseña música, lee poesía a niños y viaja –sin tregua– acompañado de su guitarra para presentarse en escenarios de México y Estados Unidos.

Durán, celebrará 25 años de trayectoria independiente, lo cual es motivo de doble festejo: primero por hacer un modo alternativo de música y no haber entrado a la industria como tal y, en segundo lugar, por hacer lo que más me gusta y lo único que quiero hacer en la vida, aseguró el sinaloense a La Jornada.

Desde que comencé decidí no hacer música muy comercial, no vender mi voz, sino mantener una línea de honestidad, lo cual enarbolo con mucho orgullo, porque reafirmo que se pueden hacer otras cosas en un México tan golpeado y con momentos tan difíciles, como por los que atraviesa.

Para celebrar, ofrecerá el concierto titulado 25 años de rolitas en el Foro del Tejedor, el próximo domingo. Presentará una selección de sus melodías. Estará acompañado por el dueto argentino Ainda, entre otros invitados.

Con el formato de la canción de autor, su sonido íntimo con sólo una guitarra, Yahir Durán se aventura a otras posibilidades, con loops y creación espontánea, sin perder la esencia de trovador.

En más de 20 años, afirmó, he caminado y tropezado, pero, una guitarra me ha permitido levantarme. Con este instrumento ha recorrido, de manera ininterrumpida, el territorio mexicano y ciudades estadunidenses como San Francisco, Los Ángeles, San Diego, en California, así como Austin y Brownsville, en Texas.

Ha habido todo tipo de dificultades en mi carrera, pero también cosas muy lindas. Sin duda, me ha ayudado mucho que no he tenido expectativas en la farándula, porque siempre he querido llegar a un público más comprometido, que tenga un acercamiento inteligente con mi onda.

Incluso, prosiguió, es más fácil que digan que soy trovador, pero mi estilo es ecléctico. Hago canciones de rocanrol, guapachosas o bolero, lo cual no significa que me vaya hacia lo urbano.

Lo cierto “es que el público disfruta y se identifica con mis letras, me siente parte de él, como si fuera el soundtrack de su vida”.

Sentimientos universales

Sobre sus composiciones, prosiguió, he tenido diferentes etapas, al principio eran dedicadas a mi infancia y al mar. De ahí salí con la intención de escribir canciones y hacer música. Por eso he andado por muchas partes del mundo. Ahora vivo en Zapopan. Todo eso influye para que mis canciones aborden temas urbanos y de aspectos sociales; además del amor, el desamor, la soledad y todos los sentimientos universales.

Uno de los proyectos que prepara es la producción de un disco dedicado a niños con autismo y parálisis cerebral, porque me he dado cuenta de que la música me comunica con ellos, además de que eso los hace sentir bien y con mucho amor.

Es un privilegio que con melodías nos podamos comunicar, incluso he visto avances en pequeños que son autistas.

El artista multidisciplinario, quien hace música formal y didáctica para niños, también es maestro de canto en escuelas de Guadalajara, en el sistema estatal y en las academias de actuación. Escribe música y canciones para teatro y tiene nueve discos grabados, junto con su libro Amar adentro, en el que narra sus recuerdos de la infancia, de su familia y de su natal Topolobampo, con un tono de realismo mágico.

El concierto 25 años de rolitas será a las 20:30 horas en el Foro del Tejedor, localizado en Álvaro Obregón 86, en la colonia Roma Norte.