mundo | 08 de Agosto de 2017

Rahm Emanuel, alcalde de Chicago Foto Agencias

Por

Por 

La Jornada Sin Fronteras

Chicago, 8 de agosto.- El alcalde de Chicago, Rahm Emmanuel, anunció una demanda federal contra el gobierno de Donald Trump por su amenaza de castigar a las ciudades santuario con una retención de fondos públicos públicos para garantizar la seguridad de la ciudad.

"Chicago no permitirá que nuestros policías se conviertan en peones políticos en un debate", advirtióEmanuel.

"Chicago no permitirá que nuestros residentes tengan sus derechos fundamentales aislados y violados. Y Chicago nunca renunciará a nuestra condición de ciudad acogedora “, añadió para advertir que su ciudad no se dejará chantajear por la administración de Donald Trump.

Emanuel, a quien se considera como uno de los responsables por evitar que Barack Obama haya impulsado el proyecto de reforma migratoria durante su primer mandato, se ha colocado así a la cabeza del movimiento que aglutina a distintas ciudades santuario de Estados Unidos frente a la amenaza de Donald Trump de recortar los fondos de ayuda destinados a la seguridad.

Desde el punto de vista del alcalde de Nueva York, el plan del Procurador General de Estados Unidos,Jeff Sessions, de retener algunas subvenciones federales de la policía local, viola la Constitución.

“No vamos a subastar nuestros valores como ciudad, así que el lunes por la mañana iremos a los tribunales, llevaremos al Departamento de Justicia a las cortes”, apuntó Emmanuel en una entrevista radial con la emisora WLS radio-890.

Según trascendió, en la demanda se sostiene que el gobierno de Estados Unidos no puede “comandar a la policía local para llevar a cabo funciones federales de las leyes de inmigración”.

Con esta decisión, la ciudad de Chicago se suma al movimiento de resistencia que incluye a otras ciudades santuario como Nueva York, San Francisco y Seattle que han declarado que lucharán en los tribunales por proteger su derecho a respetar los derechos de la comunidad indocumentada.

El Departamento de Justicia justificó su embestida contra Chicago al asegurar que en esta ciudad fueron asesinados más personas el año pasado que los que murieron en Los Ángeles y Nueva York juntos.

“Las ciudades santuario en EU lo único que hacen es aumentar la inseguridad”, añadió.

Sesiona anunció desde julio pasado que las ciudades interesadas en mantener la subvención del gobierno federal deberían renunciar a su condición de “ciudades santuario”.

El Fiscal General advirtió que esas ciudades perderían el dinero si no colaboran con las autoridades de Inmigración y Aduanas (ICE) denunciando a personas sin papeles que estén bajo custodia de la policía local y si no permiten a los agentes de inmigración el acceso a las cárceles.

Según ha trascendido, Chicago planeaba comprar vehículos de policía con 3,2 millones de dólares con fondos federales que ahora le serán cancelados.

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?