Turismo | 08 de Julio de 2019

El "tramo de la muerte" conecta el norte del poblado Chapultepec y la delegación de Maneadero, en Ensenada. Foto captura de pantalla

Por

Por 

Redacción
Ensenada, 8 de julio.- Ante el peligro que representa el llamado “tramo de la muerte” para la seguridad vial, el cual conecta el norte del poblado Chapultepec y la delegación de Maneadero, en Ensenada, el Colegio de Ingenieros Civiles de Ensenada (Cice) consideraron urgente la rehabilitación de este trayecto, así como la construcción de una vía alterna a la carretera escénica entre Tijuana y el puerto.  

Durante una reunión sostenida entre el titular del Cice, René Ibarra y el diputado Armando Reyes Ledesma, ambas partes acordaron la urgencia de acabar con el peligro que representa el “tramo de la muerte”, donde continuamente suceden accidentes automovilísticos que terminan con la vida de varias personas.  

Al mismo tiempo que se mencionó la urgencia de modernizar esta vía, se reconoció que no se tiene el conocimiento de que tanto el gobierno del estado, como la Secretaría de Comunicaciones y Transporte de Baja California, ni el municipio, cuenten con un proyecto sólido para gestionar la llegada de recursos para la obra.  

Otro de los temas que se mencionó durante la reunión fue la necesidad de crear vías alternas a la carretera escénica de Ensenada, con el fin de evitar embotellamientos y sobre todo prevenir el congestionamiento vehicular como los que se vivieron tras el derrumbe ocurrido el 29 de diciembre de 2013.  

En aquella ocasión el tráfico de vehículos se vio entorpecido al habilitar la carretera libre para el tránsito de transporte de carga y de pasajeros, situación que elevó los costos y además se registraron más de 150 accidentes y 17 muertes debido a que el aforo vehicular aumentó a 12 mil carros diarios.

Los ingenieros civiles aprovecharon el encuentro para solicitar a Reyes Ledesma que investigue si existen recursos autorizados para dar continuidad a la construcción de una planta desaladora y las obras de almacenamiento, conducción y distribución para llevar el agua hasta los residentes del Valle de San Quintín.