Baja California | 08 de Julio de 2019

En 2019, cada mes se cometen más de dos mil 300 ejecuciones, sin embargo, esto aún no han rebasado el récord histórico de dos mil 633 homicidios registrados en julio de 2018. Foto Margarito Martínez

Por

Por 

Fabiola Martínez / La Jornada
Tijuana, 8 de julio.- La estrategia de seguridad instrumentada por el actual gobierno federal no ha logrado disminuir la incidencia de homicidios dolosos. Por el contrario, se registra un ligero aumento respecto de 2018. En otros delitos de alto impacto, como el secuestro y el feminicidio, su alza se encuentra al nivel de periodos críticos del pasado reciente.

Respecto de los asesinatos, si bien no han rebasado el récord histórico de dos mil 633 en un mes (julio de 2018) sí hay un incremento de cinco por ciento en los cometidos entre diciembre de 2018 y mayo de 2019, comparado con el mismo periodo del año anterior.

De ese modo, los índices criminales siguen siendo altos: cada mes se cometen más de dos mil 300 ejecuciones. El año inició con dos mil 457, para febrero bajó ligeramente a dos mil 377, aunque en marzo llegó a dos mil 415. En el cuarto mes fueron reportados dos mil 306 homicidios dolosos y en mayo dos mil 476.

Este último mes está 157 casos por debajo del pico máximo alcanzado hace justamente un año, de acuerdo con los registros oficiales de 1997 a la fecha.

Los datos anteriores forman parte de la compilación del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) elaborado a partir de la información que le entregan fiscalías y procuradurías estatales, así como la Fiscalía General de la República.

La suma de carpetas abiertas durante la actual administración por asesinatos intencionales es de 14 mil 505. En éstas se consigna –en conjunto– la muerte de 17 mil 10 personas o víctimas. Las cifras difieren porque en un expediente o averiguación previa puede incluirse a uno o más fallecidos.

Las entidades con las tasas más altas de homicidios dolosos son Colima, Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Morelos y Guerrero.

Un trabajo elaborado por el SNSP muestra que en mayo empeoró la situación en ocho de los 10 delitos calificados como “prioritarios” respecto de abril. La incidencia delictiva total en mayo aumentó 8.42 por ciento a nivel general.

El mayor incremento (por número de carpetas abiertas) se registra en: trata de personas, violencia familiar, extorsión y homicidios dolosos, en ese orden. Este último aumentó 7.37 por ciento.

Secuestro y feminicidio

En otros delitos graves como secuestro y feminicidio los reportes revelan la vuelta a periodos similares de alta incidencia. Entre diciembre de 2018 y mayo del actual, 997 personas han sido plagiadas.

Tanto en los hechos investigados por las fiscalías estatales como por la General de la República hay aumentos en este delito. Por entidad, el mayor número de raptos se comete en Veracruz, con 160 casos de enero a mayo de este año; le sigue el estado de México, con 85; Puebla, con 42, y la Ciudad de México, con 31. Más atrás están Morelos, Guerrero, Tamaulipas y Zacatecas.

En tanto, en homicidios de mujeres, clasificados como feminicidios por la crudeza con que fueron cometidos, en 2015 la cuenta fue de 411; un año después subió a 600; para 2017 llegó a 742, mientras 2018 cerró con 897 asesinatos de este tipo.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?