Baja California | 08 de Mayo de 2019

“Cuando escuchamos con el corazón y compartimos la solidaridad con los sufrimientos, las luchas, las esperanzas y los sueños de los pobres, nuestra vida vuelve a formarse". Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 8 de mayo.- “Vivimos tiempos difíciles; las Caravanas, los cambios en las políticas migratorias en México y Estados Unidos, recorte de recursos federales, aumento de la violencia y lo que más hemos lamentado: el crecimiento de sentimientos xenófobos, racistas e indiferencia ante las carencias y situaciones que viven nuestros hermanos, que no les dan otra opción que migrar”.

Así lo expresó la “Casa del Migrante”, que ha dado albergue, según su reporte, a más de 5 mil migrantes “de todo el mundo, de todas las edades, hablando varios idiomas, representando decenas de culturas e historias”.

La institución católica afirmó que el año pasado 2018 “representó uno de los años de mayores retos y desafíos para nuestra Misión y el 2019 ha comenzado lleno de incertidumbres y carente de humanidad”.

Se hizo eco del prelado Arturo Bañuelas, para llamar “a la comunidad a vivir en solidaridad, a reconocer a nuestros hermanos migrantes como nuestro “otro yo”, una extensión de nosotros mismos, una invitación espiritual a abrazar nuestras diferencias  como regalos que enriquecen nuestras vidas, nos hacen seres humanos mejores, más completos y más valiosos”.

Continuó la cita: “cuando nos solidarizamos unos con otros, nos abrimos a esta unción (con Dios), y nuestra unidad se hace sagrada; la unidad con los demás es unidad con Dios. Jesús nos enseña que el primer paso para vivir profundamente esta solidaridad sagrada es tomar nuestro lugar junto a los pobres que sufren y luchan diariamente por sobrevivir.

“Cuando escuchamos con el corazón y compartimos la solidaridad con los sufrimientos, las luchas, las esperanzas y los sueños de los pobres, nuestra vida vuelve a formarse, nuestro ministerio encuentra su significado más profundo y la persona y la nueva humanidad nacen.”

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: