mundo | 08 de Mayo de 2018

Integrantes de la caravana Viacrucis Migrante iniciaron una huelga de hambre fuera de la delegación del Instituto Nacional de Migración en Hermosillo, Sonora, para exigir visas humanitarias. Foto Cristina Gómez / La Jornada

Por

Por 

Antonio Heras, Cristina Gómez y Mireya Cuéllar

Ciudad de México, 8 de mayo.- El gobierno de Estados Unidos rechazó la solicitud de asilo político que presentaron 11 transexuales de Centroamérica por la violencia y la discriminación que enfrentan en sus países y en México, denunció la organización binacional Al Otro Lado, que asesora a 228 migrantes.

Tras ser asaltados en el albergue Pro Amore Dei, en la colonia Patrimonial Benito Juárez, en Tijuana, los extranjeros solicitaron asilo, pero les fue negado en la garita Internacional de San Ysidro, California, por donde cruzaron sus compañeros de la caravana Viacrucis Migrante, organizado por Pueblos Sin Fronteras.

La dirigente de Al Otro Lado, Nicole Ramos, advirtió que el acto de discriminación cometido el domingo pone en peligro a las migrantes y en él se advierte xenofobia.

La petición se hizo con base en el título 8, sección 1225 del Código en Materia de Migración y Asilo Político de Estados Unidos, de acuerdo con abogados de ese país que asistieron a los migrantes en Puebla y en esta frontera.

El 6 de abril, seis hombres embozados y armados asaltaron a las migrantes transgénero de Guatemala y El Salvador en el albergue Pro Amore Dei, que por presión de vecinos fue cerrado, informó su directora, Leticia Herrera.

En tanto, el alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, acusó al gobierno federal de actuar con dolo por enviar a esta ciudad a los migrantes provenientes de la frontera sur del país, especialmente a los del Viacrucis Migrante, en lugar de mandarlos a Ciudad Juárez, Chihuahua.

Las autoridades federales “deberían hablar con aquellos que impulsan la caravana; traían acarreaditos. No es una caravana de migrantes auténtica. Todos fueron escogidos, prueba de ello es que ya fueron admitidos”.

Agregó que los organizadores de la caravana “son estadunidenses que hacen sus grillas. Hubo muchos mexicanos que se la creyeron y se adhirieron porque piensan que a ellos también los van a dejar entrar (a Estados Unidos), y no es cierto”.

Huelga de hambre por visa humanitaria
En Hermosillo, Sonora, 15 integrantes de la caravana iniciaron una huelga de hambre en demanda de que el gobierno mexicano les conceda visas humanitarias.

Un centenar de ciudadanos, principalmente de Honduras, El Salvador y Guatemala, instalaron un campamento fuera de las oficinas del Instituto Nacional de Migración para acompañar a los hombres y mujeres en ayuno.

Irineo Mujica, coordinador de la caravana de migrantes, denunció que el gobierno de México los engañópara ceder a las demandas del gobierno estadunidense y separar al contingente con la promesa de visas humanitarias.

Para que no llegara el grupo grande de 700 migrantes, la caravana se partió en dos en Sonora. Hubo como 300 personas que solicitaron visa; sin embargo, nos dieron largas. Llevamos dos semanas aquí y nada, señaló.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?