Baja California | 08 de Abril de 2018

La candidata a la presidencia en el Cecut Foto Cortesía

Por

Por 

Mireya Cuéllar
Tijuana, 7 de abril.- La única opción era responder sí o no, y Margarita Zavala Gómez del Campo, titubeo. Fue la única vez que lo hizo. La pregunta fue: ¿reducir el IVA en la frontera? -¡haaa..ber¡, dudó la candidata independiente a la Presidencia de la República. -¿sí o no?, insistió Pablo Barragán, conductor del evento.
-Pero si voy a poder explicar, se defendió la esposa de Felipe Calderón.
-Sí, pero al final (de la batería de preguntas a las que sólo podía responder con un sí o un no), le respondió el moderador. Entonces Zavala soltó un: “por ahora ¡no!”.

La candidata independiente a la Presidencia de la República fue la primera en participar en un ejercicio denominado “Reflexión México”, auspiciado por Tijuana Innovadora y el Centro de Estudios sobre México de la Universidad de San Diego, que se propone invitar a todos los aspirantes a Los Pinos a un encuentro con representantes de los diversos sectores sociales y donde las preguntas son las mismas para los cuatro candidatos.

El requisito para los asistentes es que deben tener un comportamiento imparcial, es decir, no se aceptan muestras de simpatía o preferencias y tampoco pancartas, letreros o promocionales. Zavala estaba ya en la recta final de su participación, en la sesión de planteamientos (o preguntas) donde sólo podía ofrecer un sí o un no. Y contaba con 10 minutos para cerrar, mismos que aprovecho para abordar dos temas: “El que venga aquí a decir que va a desaparecer o bajar el IVA se nota que no sabe el país que va a recibir. Ya es momento de que se deje de engañar. Yo no lo voy a hacer. Además de que es una facultad del Congreso. 

Hay que dejar de engañar a la gente, hay que hablar con la verdad. A Baja California le vamos a regresar todo lo que da pero en infraestructura, servicios, escuelas”.
 
-¿Mando único policíaco? “Estoy de acuerdo con él, pero la clave está en el control de confianza, fortalecer la Policía Federal, sacarla de la Secretaría de Gobernación porque ahí la tienen para fines políticos… si tenemos mando único sin control de confianza, lo que vamos a tener es un mando único como el de Veracruz, el de los Zetas; o un mando único como en Jalisco, ahí también hay mando único, el de Nueva Generación”.
 
A lo largo de su exposición –basada en preguntas concretas- la candidata independiente anunció que implementará una zona económica especial fronteriza con Baja California y todas las entidades que colindan con Estados Unidos, que buscará eliminar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) para aquellos que ganen menos de 15 mil pesos mensuales, y que estaba “arrepentida” de haber estado en Tijuana en el pasado acompañado la campaña del gobernador Francisco Vega de Lamadrid y del actual presidente municipal, Juan Manuel Gastélum, a quienes no mencionó por su nombre.
 
Ahí estuvo en primera fila el ex gobernador que no ha renunciado al PAN, José Guadalupe Osuna Millán quien retó al comité estatal cuando anunció su apoyo a la expanista: “que me expulsen”; el ex panista Héctor Osuna Jaime y otros ex miembros de ese partido, además de algunos líderes empresariales. El encuentro fue en el salón del hotel Real Inn y hubo alrededor de 300 personas, aunque la intención es que asistan alrededor de mil.
 
La visita fue aprovechada por Zavala para hacer proselitismo en la ciudad, y un día antes estuvo en San Diego, porque parte del ejercicio de Reflexión México es que los candidatos acudan a las dos ciudades (del otro lado el encuentro es en la Universidad de San Diego) porque esta se concibe como una región binacional, no sólo porque miles cruzan a trabajar todos los días, sino porque la ciudad más cercana a Tijuana es San Diego, pese a las dos horas de fila para cruzar la frontera.
 
El IVA es el tema de la campaña presidencial en Baja California. Damián Zepeda, el presidente nacional del Partido Acción Nacional estuvo también este sábado en Tijuana, y su oferta fue que de llegar a la Presidencia, Anaya y sus diputados bajarán el impuesto al 8 por ciento; como ya también lo ofreció Andrés Manuel López Obrador. Baja California gozó de un trato especial –el impuesto era del 11 por ciento cuando en todo el país ya estaba en 16- a partir de su posición de frontera y dado que en California el impuesto es del 8 por ciento. Votar a favor de la homologación del IVA le costó a quienes lo hicieron del PRI no poder pararse en los restaurantes sin recibir insultos. El PAN capitalizó la situación y ganó con ese tema las ocho diputaciones federales de mayoría en 2015.

Sondeo

¿Qué opinas de que el próximo gobierno de BC sea de 5 y no de 2 años?