Chihuahua | 08 de Marzo de 2018

El comisionado que ocupa la presidencia desde la destitución de Leyva Martínez adelantó que impugnará la resolución del juez segundo de Distrito. Foto Jesús Estrada / La Jornada

Por

Por 

Jesús Estrada / La Jornada

Chihuahua, Chih., 8 de marzo.- Rodolfo Leyva Martínez, comisionado presidente del Instituto Chihuahuense para la Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ichitaip), destituido en marzo del año pasado luego de denunciar la intromisión del gobernador Javier Corral en el organismo autónomo, obtuvo un amparo de la justicia federal y asumirá nuevamente el cargo.

Había sido destituido por los consejeros del Ichitaip, en represalia por negarse a contratar como secretario ejecutivo del organismo autónomo al esposo de Stefany Olmos Loya, actual secretaria de la Función Pública, según denunció después de ser obligado a dejar el cargo.

El 9 de marzo del año pasado los consejeros Alejandro de la Rocha, Amelia Martínez, María Nancy Martínez Cuevas y Alma Rosa Armendáriz votaron de forma unánime destituirlo como presidente del Ichitaip, argumentando que había despedido de forma injustificada a varios funcionarios del organismo.

Rodolfo Leyva fue electo consejero presidente en diciembre de 2016, por el voto de las dos terceras partes de los diputados del Congreso local.

Después de ser obligado a dejar la presidencia acusó al gobernador Javier Corral de orquestar una maniobra para condicionar el voto de los consejeros, este miércoles un juez de distrito determinó que los comisionados se extralimitaron en sus funciones, ya que el comisionado presidente debe durar en el cargo tres años y la facultad de retirarlo es exclusiva del Congreso del Estado.

El comisionado Alejandro de la Rocha, quien ostenta la presidencia desde la destitución de Leyva Martínez, adelantó que impugnará la resolución del juez segundo de Distrito.

Rodolfo Leyva acusó al comisionado de ejercer la presidencia ilegalmente, por un “capricho” de Javier Corral Jurado, le pidió no dejarse presionar, defender la ley y la autonomía del instituto.

“Yo no esperaba que Javier Corral Jurado, que yo respetaba como un demócrata, se convirtiera en un dictadorzuelo”, expuso el comisionado al reiterar los señalamientos de intromisión y persecución política.