Chihuahua | 08 de Enero de 2019

El control está en Ciudad Madero, Tamaulipas; Salamanca, Guanajuato; Minatitlán, Veracruz; Tula, Hidalgo; Salina Cruz, Oaxaca, y Cadereyta, Nuevo León, como parte de la estrategia del gobierno federal para combatir el robo de combustibles. Foto David Castellanos / La Jornada

Por

Por 

Corresponsales de La Jornada y La Jornada Veracruz  

Ciudad de México, 8 de enero.- Elementos de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) asumieron la vigilancia y el control del acceso a las refinerías localizadas en Ciudad Madero, Tamaulipas; Salamanca, Guanajuato; Minatitlán, Veracruz; Tula, Hidalgo; Salina Cruz, Oaxaca, y Cadereyta, Nuevo León, como parte de la estrategia del gobierno federal para combatir el robo de combustibles.

En la refinería Francisco I. Madero, de Tamaulipas, los elementos castrenses impidieron el ingreso de trabajadores con teléfonos inteligentes y sin uniforme, informó la sección uno del sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Además, las fuerzas armadas vigilaron los accesos de las unidades de abastecimiento de combustible a lo que llaman "llenaderas", de donde salen las pipas cargadas de diésel o gasolina.

"En la mañana nos pidieron la credencial para entrar y el uniforme completo; ya andan los de la Marina y del Ejército aquí. Dicen que van a poner antenas para que no funcione el celular en las entradas", comentó un trabajador.

"Creímos que el caos iba a llegar en 2014. Los que estamos de turno sabemos que en las noches había mucha inseguridad, entraba gente que no era del sindicato, pero usaba uniforme", señaló.

Los entrevistados también reconocieron que durante muchos años integrantes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y personal de confianza aprovechaban el día para dormir, no cumplían sus jornadas laborales, además entraban y salían sin control.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas entre 2010 y 2014, durante el ajuste de cuentas entre los cárteles que operaban en la costa de la entidad, identificó a varios presuntos delincuentes con credenciales de Pemex; hubo casos en que personas ejecutadas vestían uniformes de la empresa.

Por lo pronto, elementos de la Semar sobrevolaron ayer por la tarde las instalaciones de la refinería en Ciudad Madero y la Terminal Marítima, así como del patio de "llenaderas".

La movilización militar en la refinería Ingeniero Antonio M. Amor, de Salamanca, Guanajuato, inició a las 7 horas de ayer. Después de las revisiones, los soldados se retiraron; sin embargo, fuentes de Pemex informaron que aumentó su presencia dentro de las instalaciones.

En Hidalgo, elementos del Ejército ocuparon la refinería Miguel Hidalgo, ubicada en las inmediaciones de los municipios de Atitalaquia y Tula, informó el vocero del complejo petroquímico, Fabricio Ulises, quien no precisó el número de efectivos, pero dijo: "sí hay una fuerte presencia".

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, dijo al respecto que este lunes, en la reunión diaria de la mesa estatal de seguridad, le informaron que la Sedena ha comenzado con "una intervención más robusta en la refinería de Salina Cruz".

Este resguardo o blindaje es para hacer frente al robo de combustible, estrategia que el mandatario estatal dijo que "ve con buenos ojos, que se enfrente este delito que lacera a las familias de México y a la economía del país".

Expresó que "da un voto de confianza al Presidente de la República" en el combate al robo de combustible y negó que hubiera desabasto de gasolina en esa entidad.

En Nuevo León, la refinería de Cadereyta es vigilada por 63 militares que comenzaron sus labores la noche del domingo. El secretario general de Gobierno, Manuel González, dijo en entrevista que recientemente le informaron de la vigilancia extra: "Me avisaron esta mañana (de lunes) que 63 militares de la séptima Zona Militar están realizando labores de vigilancia, en cumplimiento de lo que estableció el gobierno federal", dijo el funcionario estatal.

En Veracruz, la refinería Lázaro Cárdenas, de Minatitlán, es resguardada desde el sábado pasado por elementos de la Sedena. En una circular, la gerencia del complejo pidió a los trabajadores dar las facilidades necesarias para cumplir con la estrategia de seguridad del gobierno federal.

Tanto la Sedena como la Semar han estado a cargo de la vigilancia de las instalaciones estratégicas desde hace varios años, pero sólo al exterior de complejos e instalaciones portuarias.

(Con información de David Castellanos, Carlos García, Ricardo Montoya, Diana Manzo, Érick Muñiz y Eirinet Gómez)

 

Elementos de la Marina vigilan el acceso a la refinería de Ciudad Madero, Tamaulipas.