méxico | 07 de Diciembre de 2018

Representantes del sector aeronáutico nacional dijeron que esta decisión echa por la borda las advertencias de los efectos adversos de operar con tres terminales aéreas. Foto Jesús Villaseca

Por

Por 

Julio Reyna Quiroz / La Jornada
Ciudad de México, 7 de diciembre.- La base aérea de Santa Lucía será acondicionada para atender vuelos internacionales, mientras el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) operará vuelos nacionales como parte del plan del gobierno federal para suplir el cancelado proyecto en Texcoco, informó ayer el titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Miguel Torruco Marqués.

El anuncio generó críticas por parte de representantes del sector aeronáutico nacional, quienes dijeron que esta decisión echa por la borda las advertencias de los efectos adversos de operar con tres terminales aéreas.

Ya se decidió: va a ser Santa Lucía el (aeropuerto) internacional y el de la Ciudad de México será el nacional, mientras la terminal de Toluca operará como complemento, dijo el funcionario federal en su primera conferencia de prensa al frente de la Sectur.

Los aeropuertos de Santa Lucía, el de Toluca y el Internacional Benito Juárez serán parte del gran proyecto metropolitano, como lo hacen todas las ciudades del mundo, quienes no cierran sus terminales aéreas cuando construyen otras adicionales.

Torruco Marqués criticó al gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto porque iba a convertir a México en el primer país que cierra dos aeropuertos para abrir uno. Ciudades como Londres o París, o países como Brasil, tienen dos y hasta cinco aeropuertos, pero eso no lo dijo el anterior gobierno, remarcó el titular de la Sectur.

El aeropuerto en Texcoco iba a ser un barril sin fondo; sin embargo, en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se apostará por la transparencia, pues aquí vamos por México, no por intereses de grupo.

Descartó que la cancelación del aeropuerto entorpezca los objetivos de la Sectur para generar mayores divisas por turismo en los próximos seis años, por el contrario, dijo, el aeropuerto en Texcoco iba a cancelar los 39 mil puestos de trabajo en el AICM e iba a afectar la operación de 80 hoteles y 250 restaurantes que operan alrededor de la actual terminal aérea.

Tras la declaración de Torruco Marqués, el director general de la Cámara Nacional del Aerotransporte, Rodrigo Pérez Alonso, dijo que la decisión de colocar a Santa Lucía como aeropuerto internacional y el AICM para vuelos nacionales tiene varios problemas.

Por un lado, escribió en sus redes sociales, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) recomienda 45 minutos entre vuelos, lo que no se va a lograr, y a los pasajeros les creará dificultades. En tanto, las aerolíneas tendrán que realizar operaciones dobles con consecuentes incrementos en los costos.

Dijo que los vuelos internacionales son los más rentables para las aerolíneas, pero alimentados por vuelos nacionales. Todo esto lo echan por la borda.

Cancelan CPTM

En otro tema, Torruco Marqués anunció la desaparición, por orden del Presidente, del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), organismo conformado por autoridades del sector y empresarios, encargado de dar a conocer los destinos del país.

Es un hecho, la desaparición del CPTM, está en liquidación, manifestó el funcionario federal.

Agregó que la estrategia de promoción en la actual administración incluirá el uso de los tiempos que el Estado posee por ley en los medios de comunicación electrónicos y la utilización del impuesto al hospedaje que se aplica en varias entidades federativas.