Baja California | 07 de Diciembre de 2018

El presunto homicida de 18 años aparentemente estaba perturbado por alguna droga. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento
Mexicali, 7 de diciembre.- El niño de diez años asesinado en el fraccionamiento Ángeles de Puebla, murió al recibir trece lesiones con arma punzocortante, informó la Dirección del Servicio Médico Forense (Semefo). 

Una de las lesiones lo degolló, por lo que la causa determinante de la muerte fue un choque hipovolémico, es decir, el menor falleció desangrado.

El subprocurador de la zona Mexicali, Fernando Ramírez Amador, informó que por este homicidio está detenido un vecino de nombre José Manuel, joven de 18 años que aparentemente estaba perturbado por alguna droga.

El funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), refirió que el hecho ocurrió pasadas las 17 horas del jueves 6 de diciembre, por lo que el ministerio público tiene hasta 48 horas para determinar la situación jurídica del detenido y turnarlo a un juez.

Las primeras indagatorias establecen que la víctima Ignacio Rafael, acudía a un domicilio vecino donde se produce pan para ayudarles a las labores del trabajo, por la calle Tilapa del fraccionamiento Ángeles de Puebla, explicó el funcionario de la PGJE.

La llamada al número de emergencia fue realizada por el padre del agresor, quien declaró a los uniformados que al llegar a su casa el niño de diez años estaba ensangrentado y su hijo traía un cuchillo en la mano.

El funcionario público indicó que al momento de la agresión, a simple vista el detenido no estaba en un estado normal, pero es necesario esperar el examen de toxicología para determinar si el presunto homicida estaba bajo el influjo de alguna droga.

Al momento de la detención, el inculpado traía en una bolsa del pantalón una oreja que minutos antes le cortó al menor de diez años.