méxico | 07 de Diciembre de 2017

Mikel Arriola y el nuevo director del Instituto Mexicano del Seguro Social Tuffic Miguel Ortega en el edificio central del IMSS Foto Carlos Ramos Mamahua

Por

Por 

La Jornada

México, 7 de diciembre.- Mikel Arriola Peñalosa hizo oficial esta tarde su renuncia a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para buscar la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

En una ceremonia realizada en la sede principal del IMSS, Arriola confirmó que unas horas antes le había presentado su renuncia al presidente Enrique Peña Nieto, luego de haber ocupado la titularidad del instituto de salud más grande América Latina durante 22 meses.

“He decidido ponerme al servicio de mi ciudad. Voy a registrarme hoy como precandidato a jefe de gobierno en la Ciudad de México por el PRI para competir en las elecciones de 2018. Transformamos al IMSS para servir mejor a la gente y sin duda podemos hacer lo mismo en la Ciudad de México”, subrayó.

“Soy un capitalino de 42 años –agregó--, que vive su problemática y entiende los reclamos de la ciudad. En los últimos años ha habido un distanciamiento entre el gobierno y los ciudadanos. La seguridad, la movilidad y la calidad de los servicios se han deteriorado, lo que ha abonado a una percepción de decadencia y de caos”.

Ofreció poner el gobierno al servicio de las personas, "vamos con todo con los ciudadanos por el rescarte de la ciudad. Quiero y puedo gobernar a la ciudad, quiero una ciudad segura, sustentable y con oportunidades para todos".

En medio de aplausos, el hoy precandidato del tricolor al gobierno capitalino le dio las gracias a su equipo de trabajo y destacó que su labor consistió en seguir el trabajo de modernización iniciado por José Antonio González Anaya –hoy secretario de Hacienda—en 2012.

Al realizar un balance de su trabajo al frente del IMSS, Arriola Peñalosa destacó que 2016, el primer año de su gestión, logró que el organismo registrara por primera vez en 35 años un superávit de 6 mil 400 millones de pesos.

De igual forma, subrayó que se “desburocratizó” el Seguro Social con herramientas digitales como la app IMSS Digital, mediante la cual se pueden realizar hoy 80 por ciento por ciento de los trámites y que ha servido ya para atender 190 millones de estas solicitudes.

El ex funcionario puso de relieve también que en su trabajo al frente del IMSS se empezó la transición al modelo preventivo de salud “y dejamos el modelo curativo, costoso y doloroso”, lo cual ha servido para equilibrar las finanzas del instituto.

A lo anterior, se sumó el hecho de que se acortó el tiempo de espera de cirugías, se realizan operaciones en fin de semana.

“Todo esto ha renovado la cultura institucional y se ha traducido en mejoras en la satisfacción” de los derechohabientes, que hoy es de 85 por ciento, mientras que antes de su gestión era de 77 por ciento.

Arriola presentó como su sucesor en el cargo a Tufic Miguel Ortega, hasta ahora director de incorporación y recaudación del IMSS, a quien calificó como un “eficiente y leal servidor público” con quien ya colaboró cuando ambos estaban en la Secretaría de Hacienda.

Tras el acto de despedida, Mikel Arriola fue abordado por los medios ya sobre Paseo de la Reforma, frente a la sede del IMSS. Ahí, volvió a hacer un recuento de los logros de su gestión y manifestó que, si es nombrado candidato del PRI, la suya no va a ser una campaña de ataques, sino de propuestas.

Al preguntársele cuáles serían algunas de sus propuestas de gobierno, Arriola afirmó que entre ellas estaría mejorar la movilidad urbana, terminar obras inconclusas de forma más rápida y hacer eficiente la administración de los recursos de la capital.