méxico | 07 de Diciembre de 2017

No vamos a gastar más de lo que se tenga de ingresos. Tendremos control para no endeudarnos, dice Foto Facebook

Por

Por 

La Jornada

México, 7 de diciembre.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena, prometió a inversionistas y empresarios que, de ganar las elecciones, habrá cero déficit y autonomía del Banco de México; no aumentará los impuestos en términos reales y combatirá la corrupción y los privilegios para liberar fondos y financiar el desarrollo del país.

En un video publicado en Facebook, destacó que la calificadora financiera Standard & Poor´s descarte riesgos por “nuestro triunfo en la elección presidencial de 2018”. Dijo que, que no habrá ningún desequilibrio financiero, ni va alterarse nada la economía de México, ni las relaciones financieras. “Da por descontado cualquier riesgo”, resaltó.

López Obrador resaltó que se trata de una empresa seria, que participó en la revisión de la deuda de la Ciudad de México cuando fue jefe de Gobierno, y “nos calificó con triple A, que es la calificación mayor, por la responsabilidad en el manejo del presupuesto, la forma como gobernamos”.

Ante ello, garantizó a inversionistas y empresarios, en primer lugar, que no tendrá injerencia en las decisiones del Banco de México, porque es autónomo. “También hago el compromiso de mantener equilibrios macroeconómicos. No vamos aumentar el déficit; al contrario, vamos a buscar cero déficit, no gastar más de lo que se tenga de ingresos. Vamos a tener control en el gasto para no endeudarnos, no va seguir creciendo la deuda”.

En segundo lugar, sostuvo que no habrá aumento e impuestos en términos reales, ni reforma fiscal como la que se aplicó en el actual sexenio, “que afectó a todo el sector productivo del país. No aumentará el IVA (ni) el Impuesto Sobre la Renta. Vamos a mantener en términos reales los mismos impuestos, las mismas contribuciones, no se van a crear impuestos nuevos”, subrayó.

Lo tercero, añadió, “vamos a financiar el gasto combatiendo la corrupción y terminando con los privilegios que hay en el gobierno. Vamos a liberar esos fondos para el desarrollo, y vamos también a reducir el gasto corriente, que ha crecido muchísimo en los últimos gobiernos.

“Vamos a cortar el copete de privilegios que hay en el gobierno; vamos a bajar el gasto corriente para aumentar la inversión publica que se va a utilizar como capital semilla y se va a complementar con inversión privada para impulsar proyectos productivos, crear empleos, y de esa manera, promoviendo el desarrollo, vamos a lograr que haya crecimiento económico en el país”, resaltó.