méxico | 07 de Noviembre de 2018

También avala que trabajadoras dejen pensión por viudez a sus cónyuges Foto Maria Luisa Severiano

Por

Por 

Víctor Ballinas y Andrea Becerril / La Jornada
Ciudad de México, 7 de noviembre.- Por unanimidad, el pleno del Senado aprobó el primer dictamen de esta legislatura: las reformas a las leyes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste)para reconocer el derecho de los matrimonios entre personas del mismo sexo a la seguridad social. Asimismo, que las mujeres trabajadoras beneficien a sus esposos o cónyugues con una pensión en caso de viudez.

El senador de Morena, Germán Martínez –autor de la iniciativa–, agradeció el respaldo de todos los grupos parlamentarios, a los movimientos de la diversidad sexual y a quienes desde el dolor, la soledad, la incomprensión, o incluso del delito, han luchado por conquistar sus derechos.

Desde la tribuna, Martínez rindió homenaje a Luis Guzmán y Genaro Martínez, la primera pareja que ganó un juicio al IMSS de Jalisco. No más discriminación, que es ese trato diferente y perjudicial de inferioridad a las personas por su credo, preferencia sexual o política, por raza o género, subrayó.

Martínez, quien a partir del primero de diciembre será el director del IMSS, refirió: “Quiero decir algo de la autoría de un dirigente español y parafrasearlo. Hoy con esta iniciativa que Morena aprobará en forma unánime, México camina a ser un país más decente: ‘la decencia no es caminar por la vida, por los senderos de nuestros prejuicios, sino caminar por la vida sin humillar a nadie’”.

La presidenta de la Comisión de Seguridad Social, Griselda Valencia, aseveró que esta sesión es extraordinaria e histórica, pues después de un proceso de lucha y conquista por el reconocimiento y salvaguarda de su derecho, la comunidad lésbico, gay, travesti, transexual, transgénero, bisexual e intersexual por fin ve materializados sus esfuerzos, a la cual le expreso total reconocimiento y apoyo.

El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, el senador del PRI Manuel Añorve, resaltó que con esta reforma se eliminan los preceptos discriminatorios que se arrastran desde la creación de estas leyes. El uso del lenguaje incluyente, además de ser un paso más a la igualdad de género, en este caso es esencial para el reconocimiento de los derechos de seguridad social de toda persona.

Resulta ilógico que en el siglo XXI, subrayó el priísta, un viudo no pueda recibir la pensión que le correspondía a su esposa fallecida, simplemente porque la ley sólo contempla este derecho en caso de dependencia económica.

El presidente del Senado, Martí Batres, dijo que este dictamen tiene un alto valor simbólico y enfatiza los principios de libertad y bienestar sin discriminación.

Por el PRD, el senador Juan Zepeda celebró la unanimidad con la que se aprobó el dictamen, pues se dan señales claras de hacia dónde debe ir el país. Es resultado de una larga lucha constante de la sociedad contra la discriminación.

La senadora del PT Nancy de la Sierra sostuvo que el dictamen subsana un vicio del sistema de seguridad social, pues la redacción de las leyes que lo sustentan es discriminatoria y sexista. Es imperativo reconocer a los hombres como beneficiaros de pensión de viudez; las mujeres se han ganado con su trabajo el derecho que debe ser reconocido y garantizado para dar seguridad a sus familias.

La minuta se envió a la Cámara de Diputados para concluir el proceso legislativo.