méxico | 07 de Noviembre de 2018

La mayoría son salvadoreños. Foto Víctor Camacho

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada
San Cristóbal de Las Casas, 7 de noviembre.- La tercera caravana de migrantes, salvadoreños mayoritariamente, reanudó esta madrugada su marcha hacia el municipio de Mapastepec, luego de un descanso de dos días en Huixtla, informó el sacerdote Heyman Vázquez Medina, párroco de Huixtla y responsable de la casa del migrante, llamada Nadie es extranjero.

Dijo que los centroamericanos partieron a las 4:00 horas, tiempo local, caminando y a las 9:00 comenzaron a llegar al municipio de Escuintla, situado a unos 20 kilómetros de Huixtla, donde algunas personas les ofrecieron agua y alimentos.

“Lo que más pedía la gente cuando estaba en el parque de Huixtla era agua, porque hace mucho calor, aunque también comida; nosotros (la parroquia) llevamos tres mil botellas de agua y se acabaron rápido”, aseveró.

El presbítero hizo un llamado a los mexicanos para que “no dejen de solidarizarse con los hermanos migrantes, y sobre todo a las autoridades de los tres niveles, porque algunas alcaldías como las de Tapachula y Huixtla no aportan mucha ayuda como otras”, dijo.

Comentó que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) le dio ayer 100 despensas para que las entregara a los centroamericanos, “pero son enlatados como salsas, chiles y frijoles que muchas veces no les sirven”.

Señaló que sólo siete personas de la caravana que ingresaron al país el fin de semana se quedaron en el parque central de Huixtla, pues decidieron no seguir el camino, porque está muy difícil, y por el contrario regresar a su país.

Vázquez Medina afirmó que los migrantes tienen previsto llegar por la tarde o la noche al municipio de Mapastepec, situado a 60 kilómetros de Huixtla.