Chihuahua | 07 de Noviembre de 2018

Tras confirmar la muerte, la PGJH dio a conocer el inicio de la carpeta de investigación correspondiente para “deslindar responsabilidades y proceder penalmente contra quien o quienes resulten responsables”. Foto fotograma del video

Por

Por 

Juan Ricardo Montoya / La Jornada

Pachuca, Hgo., 7 de noviembre.- Familiares de un mecánico que murió por heridas de arma de fuego, durante un operativo realizado por elementos de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) para ejecutar una orden de aprehensión, culparon a uno de los agentes de dispararle.

Ante esto el Congreso de Hidalgo abrirá una investigación para verificar si se cumplieron con los protocolos para llevar a cabo dicha orden, así como un exhorto a la PGJH para que se aclare y castigue al responsable de la muerte del mecánico.

Para ello mostraron videos de las cámaras de vigilancia del autolavado de la colonia Doctores de Pachuca, grabados la tarde del pasado viernes. En las imágenes se ve a un mecánico que trabajaba en el lugar, y quien fue identificado con las iniciales E.L., de 31 años, que murió luego de ser herido por disparos de arma de fuego realizados presuntamente por un agente de la policía ministerial de la PGJH.

En los videos, los cuales no presentan sonido ambiental, se puede observar a un grupo de cuatro agentes —dos mujeres y dos hombres— que llegan, a bordo de dos vehículos, a un negocio de lavado de autos, localizado en la esquina de Doctor Eliseo Ramírez Ulloa y Doctor Arnulfo Farías de la colonia ya mencionada, y al que ingresaron para detener a un hombre identificado con las iniciales C.R.L.P.

Tras cruzar el área donde se les brinda servicio a los autos, los ministeriales intentaron ingresar a lo que son las oficinas del negocio. Uno de los policías, vestido de negro, lleva una pistola en la mano.

Algunas de las personas que se encontraban en el negocio, desconcertadas por la irrupción, intentaron infructuosamente evitar que ingresaran a las oficinas. Ninguno de los civiles aparece armado.

Una de esas personas fue E.L. quien aparece en el video vestido con un pantalón blanco y una prenda oscura, quien al ver a los agentes sale de uno de los costados del establecimiento, en donde se encontraba aparentemente reparando un vehículo, y se dirige hacia la entrada de las oficinas; allí encara a uno de los policías, que lo introduce al lugar a empeñones.

Escasos seis o siete segundos después una de las dos mujeres policía —vestida con lo que parece ser un suéter blanco y un pantalón de mezclilla azul— sale corriendo del lugar, seguida de los otros agentes.

Del lado derecho de la pantalla aparece E.L. forcejeando con el agente que llevaba la pistola y quien, de acuerdo al video y familiares de la víctima, aparentemente lo golpea con la pistola y enseguida le dispara hiriéndolo en la cabeza.

Se ignora qué ocurrió realmente en la entrada de las oficinas. Mientras la PGJH asegura que un “agresor” realizó disparos, los familiares de la víctima aseguran que quien disparó fue uno de los agentes, quienes además no llevaban presuntamente orden de aprehensión.

Tras los hechos, los agentes se marchan tal como se puede apreciar en uno de los videos.

Minutos después el lugar quedó cercado de varias unidades y elementos armados, tanto de la Secretaría de Seguridad Pública de Pachuca como de la policía ministerial.

De acuerdo a los familiares de la víctima, el mecánico fue llevado aún con vida a un hospital donde falleció presuntamente de tres balazos, uno en la cabeza.

La noche del viernes, la PGJH informó que los agentes se habían presentado al auto lavado para ejecutar una orden de aprehensión y que durante el operativo un “presunto agresor realizó varios disparos de arma de fuego, mismos que lesionaron a otra persona con la que se encontraba él”.

En la ficha informativa de la dependencia se aseguró también que supuestamente “una agente de la Policía Investigadora del grupo aprehensiones resultó lesionada por impacto de arma de fuego, luego de que se disponía a cumplir una orden de aprehensión”.

Los familiares y vecinos del E.L. desmintieron la versión de la PGJH en torno a que había fallecido a causa de supuestos disparos realizados por alguna persona que hubiera estado en el autolavado, sino que fueron hechos presuntamente por uno de los agentes, sin ninguna justificación.

Los videos no captaron el momento en que una de las mujeres policías, identificada por la PGJH con las iniciales M.J.J.A, es herida. En el material visual se observa que los cuatro agentes huyen del lugar. El policía que disparó logra subir a uno de los autos en que arribaron y se marcha.

Luego de que los familiares de E.L. dieron a conocer los videos y denunciaron el asesinato del joven mecánico, la tarde del domingo la PGJH emitió una segunda tarjeta informativa en la que reiteró que ese día “agentes de la Policía Investigadora, cumplían una orden de aprehensión en contra de un hombre identificado con las iniciales C.R.L.P . Al abordarlo, un grupo de personas intentó impedir la acción de los aprehensores, lo que generó una riña con los resultados antes mencionados”.

Tras confirmar la muerte, la PGJH dio a conocer el inicio de la carpeta de investigación correspondiente para “deslindar responsabilidades y proceder penalmente contra quien o quienes resulten responsables”.

En la ficha informativa del domingo la dependencia informó que la agente de investigación ya había sido dada de alta, sin especificar el lugar donde fue atendida, ni de las presuntas lesiones que sufrió.

Ante esto, el diputado de Morena Ricardo Baptista, presidente de la Junta de Gobierno del Congreso de Hidalgo, declaró que ese órgano colegiado va a investigar cómo se suscitaron los hechos que provocaron la muerte del joven mecánico.

Dijo que se va a indagar si los policías cumplieron con los protocolos legales para ejecutar órdenes de aprehensión.

También exigir a la PGJH la realización de las investigaciones correspondientes como lo marca la ley.