Baja California | 07 de Noviembre de 2017

Protesta en la sala de sesiones del Congreso del Estado. Imagen de Archivo Foto Lindero Norte

Por

Por 

Julieta Martínez

Tijuana, 7 de noviembre.- En Baja California inició la formación de un nuevo sindicato magisterial, que de acuerdo con sus fundadores “recuperará los derechos laborales que el SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación) dejó perder”.

Se trata del Gremio Nacional de Trabajadores de la Educación (GNTE), cuyo registro -RS5/17- fue otorgado por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje el 27 de junio pasado, y que arrancó en los estados de Veracruz, Veracruz, Puebla, Hidalgo, Aguascalientes, Tamaulipas, Yucatán, Quintana Roo, informó el secretario técnico de la Directiva Nacional del organismo, Homero Pólito.

En el marco de una visita a Mexicali y Tijuana donde encabezó la instalación de la base que dará inicio a la estructura directiva y la afiliación de interesados, el profesor del estado de Veracruz hizo un llamado a los trabajadores de la educación a que acepten sumarse al nuevo organismo y renuncien al SNTE, proceso que, aseguró, no afectará sus derechos laborales o sindicales.

Mencionó que a la fecha cuentan con unos 3 mil 600 afiliados de un padrón de 1.5 millones de trabajadores de la educación, lo que consideró positivo debido a que, a diferencia del SNTE “que cobra cuotas en cuanto entra cualquier trabajador sin ninguna afiliación”, cada nuevo miembro del gremio es dado de alta ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje.

“Queremos hacerles saber a los maestros, al personal de apoyo y administrativo que nosotros renunciamos al SNTE porque la ley nos permite renunciar y no perdemos ninguna prestación ni sustento salarial. Los derechos que nos ha quitado el gobierno precisamente es porque el SNTE nos entregó y abandonó a los trabajadores, y es lo que esta organización pretende rescatar, los derechos de los trabajadores y desde luego luchar por nuevos beneficios”, señaló.

Homero Pólito admitió que existe temor entre la planta educativa a enfrentar represalias si manifiestan simpatía por el nuevo gremio, de ahí que insistió en su propia experiencia y explicó que en Baja California hay seis “grandes luchadores sociales” que se afiliaron a GNTE y cuando estén “bien pertrechados” van a iniciar los registros de interesados, cuando no “exista riesgo de que el SNTE se les vaya encima”.

Explicó que salvo para la directiva de la estructura estatal de 23 integrantes, no existe un límite de afiliaciones a las filas del Gremio Nacional de Trabajadores de la Educación, las cuales se sumarán entre un estado y otro, pero aclaró que “vamos por el millón 300 mil que están registrados ante el SNTE”.

“Queremos ser una organización muy fuerte que venga precisamente a hacer lo que el SNTE no ha hecho por estar sometido como están sus dirigencias, por estar sometidos por propia complicidad con el Estado mexicano que ha encontrado la manera de afectar a los trabajadores de una manera tan bárbara que incluso en los lleva al cese”, dijo.

Señaló que incluso quienes pertenezcan a algún organismo estatal pueden pedir su cambio al GNTE o incluso estar sin sindicato porque la ley así lo permite y aclaró que no es su objetivo atraer a quienes estén afiliados en las entidades porque sus organizaciones “no fueron quienes cedieron los derechos del magisterio”.

Para los jubilados y retirados también habrá programas, sus cuotas serán utilizadas específicamente para ellos y no para la operatividad del gremio, la cual será cubierta con las aportaciones de los maestros en activo, informó Homero Pólito.

El profesor en activo de Veracruz informó que para su viaje a esta frontera obtuvo un permiso de tres días y los gastos fueron financiados con recursos propios, pero pretende recuperarlos una vez que se reciban las aportaciones sindicales.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?