Baja California | 07 de Octubre de 2015

Jaime Bonilla (izquierda) resultó electo dirigente estatal de Morena en Baja California, el sábado pasado. Foto Cortesía Morena BC

Por

Por 

Jorge Heras

Mexicali, 7 de octubre.- Alrededor de un centenar de militantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), algunos de ellos consejeros estatales, impugnaron la elección interna en la que se designó a la nueva dirigencia, ya que consideran estuvo plagada de irregularidades.

Integrantes del instituto político de reciente creación de Ensenada y Mexicali firmaron un recurso de inconformidad dirigido a la Comisión de Honor y Justicia del Consejo Ejecutivo Nacional para que anule las sesiones de las asambleas distritales y la estatal por no apegarse a la normatividad estatutaria.

Entre las inconsistencias que los denunciantes señalaron fue que en al menos cuatro distritos se recortó, previo a la sesión, el padrón de militantes y el día de la asamblea se invitó a personas ajenas al partido a afiliarse para participar en la votación de los consejeros.

Asimismo, aseguran que el congreso estatal, llevado a cabo el 3 de octubre en la ciudad de Tijuana, violentó la convocatoria general, toda vez que se establece que las asambleas estatales se tienen que hacer en la capital de cada una de las entidades federativas.

La consejera nacional de Morena y representante del segundo distrito local, Guadalupe Mora Quiñónez, aseveró que las bases del partido no están contentas con la forma en que se realizó la elección y acudirán “hasta las últimas instancias como el Tribunal Federal Electoral para que se restituyan asambleas distritales.

“Confiamos en los órganos internos de nuestro parido, en donde se están valorando todos los incidentes que hubo para que den marcha atrás y se haga la acción reinvicatoria para caminar con transparencia… Estamos al pendiente de la respuesta de la Comisión de Honor y Justicia, la cual tendremos en aproximadamente 15 días”, externó.

La ex candidata a diputada federal en la pasada elección, acusó al actual dirigente, Jaime Bonilla de convocar a los delegados y consejeros un día antes en un hotel de Tijuana para acordar el sentido de la votación.

“No tenemos ningún problema personal con Bonilla, de hecho si las cosas se hubieran hecho apegado a los estatutos, no hubiéramos impugnado, pero violentando las normas y actuando de manera facciosa no lo podemos permitir”, expresó.

Sobre la posible injerencia de Andrés Manuel López Obrador en este caso por su cercanía con el ex diputado federal, Mora Quiñones declaró que el tabasqueño es el líder moral, pero la militancia debe ser lo más importante. “Pueden tener relación de amigos, pero se debe respetar la legalidad y creemos que no se involucrará porque los órganos internos son autónomos a la dirigencia nacional”, comentó.

“Si Morena pretende ser un partido diferente debe respetar a las bases, a las normas y a la transparencia”, puntualizó.

Baja California no es la única entidad en donde militantes denunciaron irregularidades en los procesos internos, toda vez que en Jalisco, Sinaloa, Chihuahua y Durango, también hubo descontento. Sin embargo, sólo aconteció este tipo de situaciones en los Estados de la primera circunscripción.