espectáculos | 07 de Julio de 2018

Hasta hace seis años, pero fue durante el surgimiento del movimiento social #YoSoy132, que alzó la voz en busca de promover un voto razonado e informado entre los jóvenes. Foto cortesía Ocesa

Por

Por 

Natalia Cano / Especial para La Jornada

Ciudad de México, 7 de julio.- El México que dejó Natalia Lafourcade el 30 de junio pasado, cuando cerró su gira Hasta la Raíz/Musas, en el teatro Metropólitan, no será el mismo que la reciba en su regreso a los escenarios, tras la pausa temporal en su carrera que la cantautora comenzó esa misma noche, horas antes de celebrarse las históricas elecciones en las que Andrés Manuel López Obrador fue elegido como el virtual ganador a la presidencia.

Lafourcade, como miles de mexicanos, guarda la esperanza de que la llegada de López Obrador como presidente traiga el cambio que tanto clama el país desde hace décadas, y termine por fin con la corrupción, la violencia y la desigualdad que aqueja a la nación, siempre acompañado por la fuerza de la ciudadanía, trinchera desde donde apoya la causa.

"Esperemos que venga mucha más luz para nosotros como país, como ciudadanos, con nuestra historia como sociedad; siento que nos toca a todos, es responsabilidad de todos", contó Lafourcade en un breve encuentro con la prensa, poco antes de ofrecer el último de ocho conciertos, en ese recinto de la colonia Centro.

Hasta hace seis años, la multiganadora del Latin Grammy y acreedora al Grammy por su álbum de 2015, Hasta la raíz, se mostraba apática con los temas políticos y sociales. Pero fue durante el surgimiento del movimiento social #YoSoy132, que alzó la voz en busca de promover un voto razonado e informado entre los jóvenes.

Junto a sus colegas Julieta Venegas, Emmanuel del Real, Juan Manuel Torreblanca y San Pascualito Rey, la artista de 34 años formó parte del colectivo #MúsicosconYoSoy132 en apoyo el movimiento surgido en mayo de 2012, cuando estudiantes universitarios repudiaron la visita de Enrique Peña Nieto, entonces candidato del PRI, a la Universidad Iberoamericana.

Lafourcade es la autora de Derecho de nacimiento, tema que fue adoptado como himno de dicho movimiento que pugnaba por el derecho a la información y la libertad de expresión, y que se opuso a "la manipulación mediática o a la imposición de candidatos a la Presidencia de México".

Seis años después, la intérprete se involucró nuevamente como ciudadana, y sumó su voz a El Día Después, iniciativa lanzada por Diego Luna y Gael García Bernal, apoyado por los ganadores del Óscar Alfonso Cuarón, Emmanuel Lubezki, Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu, que plantea 12 compromisos de acción ciudadana frente al próximo gobierno.

"Ojalá que sea un México mejor. Yo quisiera, y todos los mexicanos, como ciudadanos y como seres individuales, a escala humana, que nos demos el chance de conectar con nosotros mismos. Siento que es lo que a mí me gustaría encontrar cuando regrese a la música", subrayó la veracruzana.

Sin miedo al retiro
El primer semestre de este 2018, Lafourcade vivió una de las etapas más exitosas y emocionantes de su carrera musical: la mexicana, quien interpreta a dúo con el estadunidense Miguel, Remember Me, tema principal de Coco, ganadora de mejor canción original, que fue elegida para participar en la 90 edición de los premios Óscar.

La cantante se convirtió en la segunda mexicana en subir al escenario de la gala fílmica, desde hace 15 años, cuando Lila Downs interpretó con el astro de la música brasileña Caetano Veloso, Burn It Blue, del filme Frida.

A esta hazaña se suma el lanzamiento de su álbum Musas (un homenaje al folclor latinoamericano en manos de Los Macorinos, vol. 2), el cual recorre tradiciones musicales y líricas de Latinoamérica.

Con dicho trabajo realizó una extensa gira por México, Centro y Sudamérica, Estados Unidos y Europa. Pero en el punto más álgido de su carrera, Lafourcade decidió poner una pausa para concentrarse en su vida personal.

"A esta altura iba a ser más riesgoso seguir, para mí, a escala personal, todas las decisiones generan una consecuencia (…) Creo que el vínculo más poderoso para mí es con mi público", dijo.

"A ellos (su público) les digo que a la vuelta espero verles la cara y tener nuevas canciones para compartir con ellos", concluyó con una sonrisa radiante.