Chihuahua | 07 de Julio de 2018

De ninguna forma habrá perdón para narcotraficantes, secuestradores u otros integrantes del crimen organizado. Tampoco para quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad, como desaparición forzada, tortura o ejecución extrajudicial. Foto La Jornada

Por

Por 

Andrea Becerril y Alma Muñoz / La Jornada

Ciudad de México, 7 de julio.- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador impulsará "una receta mexicana para la pacificación del país", un proyecto que incluye, de entrada, una consulta nacional para crear una ley de amnistía y en general para conformar un plan de seguridad efectivo, con pleno respeto a los derechos humanos.

Brigadistas irán "casa por casa" para preguntar a las víctimas y a la sociedad en general, pero también se tomará en cuenta la opinión de líderes sociales, religiosos y de expertos internacionales. Por la noche, López Obrador resaltó que, dada la gravedad del problema, es importante "abrir un diálogo sincero, plural, donde todos puedan expresarse y podamos llegar a un acuerdo y definir un plan conjunto para aplicar la política de seguridad y conseguir la paz".

Antes, la ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero, resaltó que la violencia que vive el país no se combatirá con más violencia. "Exploraremos sin prejuicios ni estridencias todas las ideas y propuestas que nos permitan recuperar la paz y serenidad en el país, incluida la amnistía y el eventual indulto o recursos de leyes especiales y de justicia transicional", detalló a su vez Alfonso Durazo.

Propuestos como respectivos secretarios de Gobernación y de Seguridad Pública federal, en el gabinete de López Obrador ofrecieron ayer una conferencia de prensa, conjuntamente con Loretta Ortiz, integrante del consejo asesor de seguridad del virtual presidente electo y el senador con licencia, Zoé Robledo, en la que detallaron los alcances de ese proyecto de ley de amnistía, que surgirá tras la consulta y se someterá al Congreso.

Luego de una reunión de casi cuatro horas del gabinete de política, relaciones exteriores y seguridad, del próximo gobierno, dejaron claro que en forma alguna implicará el perdón para narcotraficantes, secuestradores u otros integrantes del crimen organizado. Tampoco para quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad, como desaparición forzada, tortura o ejecución extrajudicial.

"El objetivo de esta iniciativa es cerrar el ciclo de guerra y de violencia que sufre nuestro país sin pasar por la impunidad", recalcó Durazo y precisó que la intención es que los miles de niños y adolescentes halcones que están sentenciados, así como otros menores que cometieron delitos, presionados o coaccionados por la delincuencia organizada, puedan beneficiarse de la amnistía.

Asimismo campesinos que cultivaron drogas, mujeres que "cometen delitos por amor", es decir que por apoyar a sus parejas transportan narcóticos y armas, precisó Loretta Ortiz.

También, agregó, "personas que por cuestiones de ideología están tras las rejas".

Se construirá una cultura de la paz, para "incentivar" a los grupos sociales vulnerados a alejarse de la ilegalidad, para liberar a las actuales y futuras generaciones "del odio y la violencia" y asegurar que la tragedia propiciada por la inseguridad, "no se vuelva a repetir", definió Durazo.

La convocatoria a la consulta nacional, detallaron, se hará este sábado, pero centrada en aquellas regiones donde la violencia se ha disparado. Se pretende que concluya el último día de noviembre.

Las víctimas de delitos y violaciones a derechos humanos tomarán la palabra junto con la ciudadanía y expertos de la Organización de Naciones Unidas, detalló Ortiz. Dijo que se invitará al secretario general de ese organismo, Antonio Guterres, a representantes de organismos defensores de derechos humanos, nacionales e internacionales, como Amnistía Internacional.

Asimismo, a los sacerdotes Alejandro Solalinde y Miguel Concha e incluso se girará una invitación al papa Francisco, para que participe en esa consulta, al igual que a otros dirigentes religiosos y sociales.

Sánchez Cordero detalló que el virtual presidente electo les pidió "echar mano de todos los instrumentos legales a nuestro alcance para la pacificación y la justicia transicional" y les pidió formar comisiones de la verdad "para determinados hechos que han sido verdaderamente tragedias humanas".

Durazo aclaró que la ley de amnistía es uno de los 10 ejes estratégicos del plan de pacificación del futuro gobierno. Otro de ellos es profesionalizar a las corporaciones policiacas del país, a fin de que cumplan con sus tareas en materia de seguridad pública y pueda darse el retiro paulatino de las fuerzas armadas a sus cuarteles.