cultura | 07 de Junio de 2018

La mayor parte, fuera de esos territorios; hay empresas que sólo se interesan por sus ingresos Foto La Jornada

Por

Por 

Angélica Enciso L. / La Jornada
México, 7 de junio.- Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) son insuficientes para lograr la conservación de la biodiversidad, ya que la mayor parte de ella se encuentra fuera de esos territorios, sostuvo Mark Zimsky, coordinador de Biodiversidad del Fondo Mundial para el Medio Ambiente.

Hay empresas que todavía ven en la biodiversidad un riesgo para su interés productivo, para generar ingresos, pero vemos en el mundo más afinidad hacia ese sector y en la cooperación para la conservación, dijo en conferencia de prensa, en el contexto del taller La ruta que enfrentamos: avances en la integración de la biodiversidad para el bienestar.

A año y medio de la realización de la 13 conferencia de las partes (COP13) de la Convención de Diversidad Biológica que se realizó en Cancún, sostuvo que México es uno de los países líderes en el tema de conservación, y con los cambios políticos que habrá en las próximas semanas, el sistema es fuerte y continuará con este modelo de conservación, integrado a los sectores productivos.

Agregó que no se puede cuidar la biodiversidad sólo dentro de las áreas naturales protegidas, aunque es un esquema exitoso, la mayoría de esa riqueza está fuera de las reservas, en México y en el mundo, por eso las herramientas que son parte de la integración de la biodiversidad son importantes para esta contribución.

En la COP13 se acordó impulsar la integración de la biodiversidad en los sectores productivos, en principio en la agricultura, el sector forestal, la pesca y el turismo. Se prevé que en la próxima conferencia, que será en Egipto, se integren otros, como la minería.

El embajador Juan Antonio Mateos, titular de la oficina de la presidencia de la COP13, sostuvo que todas las herramienta pueden ser útiles, lo que hacen los países con la integración de la biodiversidad es innovador, es parte de un experimento, cambiar los sistemas económicos.

Por su parte, Hesiquio Benítez, de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, recordó que las principales causas de la extinción de diversas especies son la pérdida de hábitats, la contaminación, las especies invasoras, cambio climático y la sobrexplotación. Ante ello, no es suficiente tener las áreas naturales protegidas, porque no podemos tenerlas en envases de vidrio y no tocar la biodiversidad. El gran reto es cómo hacer que las actividades productivas generen riqueza incorporando elementos de conservación y uso sustentable.

Hay que trabajar con las comunidades para que las actividades productivas garanticen la perpetuidad de la biodiversidad, con ecosistemas sanos, para que sigan aportando servicios como los alimentos, agua limpia, y otros, necesitamos colaborar con gobiernos, comunidades, el sector privado y sector financiero, agregó.