mundo | 07 de Junio de 2018

El presidente catalán advierte que no habrá rendición en la búsqueda de la independencia Foto Tomada del Facebook del mandatario

Por

Por 

Armando G. Tejeda Corresponsal, La Jornada
Madrid, 7 de junio.- El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, presentó a su nuevo gabinete en el Palacio de la Moncloa, conformado por 11 mujeres y seis hombres. El perfil del nuevo gobierno tiene un marcado acento progresista cuyas prioridades serán fomentar las políticas de igualdad de género, luchar contra la precariedad laboral, favorecer la integración de las minorías e intensificar la lucha contra la discriminación. Dos ministros, el de Interior y el de Cultura y Deportes, son abiertamente homosexuales.

Sánchez presentó su gabinete ante el jefe del Estado, el rey Felipe VI. Mañana empezará el cambio de titulares en los ministerios. Según analistas, el socialista manda varios mensajes con estos nombramientos, como aplicar políticas económicas ortodoxas y en línea con las exigencias presupuestarias de la Unión Europea (UE).

Otra señal es que será inflexible ante la ofensiva independentista en Cataluña –él apoyó la aplicación del artículo 155 de la Constitución en la región autonómica– y que aplicará políticas de centro-izquierda, alejadas de las medidas más radicales que reclaman sobre todo los dirigentes de Unidos Podemos (UP), que fueron cruciales para lograr su investidura, pero a quienes no permitió la entrada a su gobierno.

Una de las principales novedades, además de la presencia mayoritaria de mujeres, es que se crea de nuevo el Ministerio de Ciencia e Innovación, que estará dirigido por el astronauta español, Pedro Duque. Además, Sanchez decidió crear únicamente una vicepresidencia, presidida por Carmen Calva, quien será responsable de coordinar al gobierno.

Para el Ministerio del Interior, Sánchez eligió al juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, quien ha tenido a su cargo importantes casos relacionados con la corrupción y el terrorismo. Cobró fama al incorporarse a la Audiencia Nacional, en sustitución de Baltasar Garzón, y fue muy duro contra Batasuna, acusada de ser brazo político de ETA.

Borrell para desinfectar Catalunya y Grande-Marlaska, el juez que entre otras cosas me encarceló por dos veces, al (Ministerio del) Interior. Mensaje recibido, tuiteó Arnaldo Otegi, líder de Batasuna.

En Defensa nombró a una de sus colaboradoras más cercanas, Margarita Robles. Mayor sorpresa generó el nombramiento de Máxim Huerta en Cultura y Deportes, sobre todo porque se trata de un periodista y escritor que saltó a la fama por su participación en programas de la llamada prensa rosa.

Desde Cataluña, el presidente Quim Torra, quien compareció por primera vez ante el Parlamento, reconoció que el nombramiento de Josep Borrell como ministro de Asuntos Exteriores es una mala noticia. Se trata de uno de los críticos más feroces del proceso independentista iniciado de manera unilateral hace un lustro en la región, y que él rebatió con un libro y con datos extraídos de sus estudios econométricos.

El mandatario catalán advirtió que no habrá rendición, pues su gobierno impulsará medidas y trabajará para hacer cumplir el mandato del referendo del primero de octubre, es decir, de la secesión del Estado español y de la construcción de la nueva República de Cataluña.