méxico | 07 de Abril de 2015

Documentan arbitrariedades para exigir políticas claras de trato al público
Documentan arbitrariedades para exigir políticas claras de trato al público Foto AP

Por

Por 

Armando José Mercado

San Diego, California, 7 de abril.- La Coalición de Comunidades Fronterizas inició una campaña llamada "Cruza con Dignidad" que busca reunir quejas de los residentes de la frontera por maltrato o abusos de los agentes en todas las garitas entre México y Estados Unidos.
 
La recopilación de la base de datos inicia desde esta semana y continuará hasta finales de año a cargo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Nuevo México, pero participan diversas organizaciones, informó Pedro Ríos, del Comité de Servicios Amigos Americanos, una de las agrupaciones en el proyecto.
 
De acuerdo con el plan, el tejido social transfronterizo es familiar y cercano para quienes viven en la región y cruzan a menudo entre uno y otro lado de la frontera por diversos motivos, entre ellos los familiares, laborales, educativos, o de relaciones personales, pero a menudo los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) cometen arbitrariedades.
 
"Queremos activar una red de documentación para documentar los diferentes tipos de casos e identificar patrones que se registran en la frontera", dijo Ríos.
 
El proyecto se refiere principalmente a abusos que cometen inspectores y miembros de seguridad de las garitas, pero sin dejar fuera las quejas por abusos que comete la Patrulla Fronteriza.
 
Al final las organizaciones presentarán "recomendaciones sobre cambios que pueden asumir las autoridades fronterizas para mejorar su contacto con el público", explicó el dirigente.
 
Aunque el Departamento de Seguridad Interior (HSD) expresó a finales del año pasado su interés por prevenir abusos de autoridades fronterizas, hasta ahora no hay un mecanismo que atienda las quejas y denuncias del público ni que sancione a oficiales que cometieran abuso de autoridad.
 
Cualquier persona que tenga quejas por el trato que ha recibido de agentes fronterizos puede llamar por teléfono confidencialmente ya sea al comité en San Diego o a la Aclu en Nuevo México al (575) 527-0664.
 
El plan inicial es reunir la información sobre maltratos o abusos a la propiedad de quienes cruzan, hacia su persona, o con sus documentos, pero si surgen casos que ameritan una atención de inmediato, los grupos también tomarán esas quejas.