Chihuahua | 07 de Enero de 2019

Los grupos parlamentarios del partido en el Senado y Diputados, que la próxima semana realizarán un periodo extraordinario para discutir la reforma, están abiertos al diálogo, pero buscarán que se garanticen las libertades y la salvaguarda del estado de derecho. Foto Guillermo Sologuren / archivo La Jornada

Por

Por 

Enrique Méndez / La Jornada

Ciudad de México, 7 de enero.- La dirigencia nacional del PRI expresó esta tarde su preocupación ante la posibilidad de que con la Guardia Nacional “se militarice la seguridad pública de manera permanente”.

Un día antes de que inicie en la Cámara de Diputados la serie de audiencias públicas sobre la conveniencia de reformar la Constitución para permitir que militares y marinos ejerzan tareas de seguridad, el PRI planteó que al crear esa corporación se vulneren derechos fundamentales y se desmantele a las fuerzas armadas.

“Resulta alarmante que se invite a los jóvenes a participar en un modelo que más que certezas, genera incertidumbre sobre las garantías que podrán tener en el desempeño de sus labores” en la Guardia Nacional, expresó en una postura oficial.

Para el tricolor, toda acción de seguridad pública en México deberá tener pleno sustento en la Constitución.

“El PRI reconoce la necesidad de contar con instituciones sólidas y eficaces que garanticen la seguridad de los mexicanos y el combate a la violencia y al crimen”, indicó.

No obstante, el partido consideró positiva la apertura para realizar audiencias públicas y especializadas, con el fin de escuchar las opiniones y voces de la sociedad civil en torno a la inseguridad como uno de los temas más apremiantes y que más lastiman a los mexicanos.

Ponderó que, si bien abatir la violencia es prioridad y responsabilidad de todo gobierno, el diseño constitucional y legal de las instituciones encargadas de la seguridad debe reflejar las necesidades y preocupaciones de la ciudadanía en su conjunto.

Anticipó que los grupos parlamentarios del partido en el Senado y Diputados, que la próxima semana realizarán un periodo extraordinario para discutir la reforma, están abiertos al diálogo, pero buscarán que se garanticen las libertades y la salvaguarda del estado de derecho.