economía | 06 de Diciembre de 2018

El gobierno federal ha anunciado la compra de estos bonos, para adquirir la deuda que se pueda generar por la cancelación del NAIM Foto Captura de vídeo

Por

Por 

Israel Rodríguez / La Jornada

Tijuana, 6 de diciembre.- Un grupo de inversionistas internacionales, tenedores de 50 por ciento de una de las cuatro emisiones de los bonos colocados para financiar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), afirmó que no fue consultado por el gobierno federal sobre la estrategia de recompra y renegociación de los contratos de los bonos emitidos por un monto de mil 800 millones de dólares para financiar la obra.

En un comunicado, señalaron que están revisando la propuesta y tienen algunas preocupaciones al respecto, pero están preparados para tener un diálogo con el gobierno y solventar algunas de esas inquietudes. Sin embargo, apuntó, alberga "algunas inquietudes, por lo que no puede apoyar la versión actual de la propuesta".

Entre los inversionistas que mantienen los bonos se encuentran firmas y fondos de inversión como PIMCO, BlackRock, Credit Suisse, HSBC, Schroder, y UBS.

El grupo de tenedores de bonos emitidos por el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (MexCAT) representado por Hogan Lovells, junto con otros tenedores de bonos que están en contacto con ellos, actualmente superan 50 por ciento del monto de capital de al menos una serie de cuatro con plazos de entre 10 y 30 años de vencimiento de bonos del MexCAT.

Señaló que el gobierno no consultó al Grupo de Tenedores de Bonos antes de la difusión de la oferta pública de recompra y solicitud de consentimiento del MexCAT.

Sin embargo, el grupo la analizó y alberga algunas inquietudes, por lo que no puede apoyar la versión actual de la propuesta.

Estas preocupaciones incluyen, la liberación y revocación de la garantía y supuestos de incumplimiento conforme a la documentación aplicable.

En relación con el aeropuerto actual, inquieta la posible reducción de la garantía derivada del uso o construcción, a corto o largo plazos, de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de la Ciudad de México, posibles reducciones adicionales a la garantía respecto a la liberación de pagos restringidos en dos de las cuatro series de bonos y, además, se considera que los tenedores de papeles que participen en la oferta pública consienten en la liberación de la garantía y en las modificaciones a los convenios y supuestos de incumplimiento.

Pese a estas inquietudes, el grupo está dispuesto al diálogo con el Fideicomiso del NAIM para abordar estas preocupaciones.

Los fondos para el pago de la oferta se encuentran en un fideicomiso de construcción, en el cual existen alrededor de 5 mil millones de dólares.

La firma jurídica internacional Hogan Lovells, que incluye a los socios Ron Silverman (Nueva York) y Federico De Noriega (Ciudad de México), ha sido contratada como asesora legal del grupo de tenedores de bonos de MexCAT, que en conjunto poseen poco más de mil millones de dólares, de un total de 6 mil millones.

Un paso adecuado: HSBC

Nuno Matos, director general del banco HSBC, aseguró: “La administración estaba en su derecho y ejecutó su decisión a hacerlo. Es importante que cumpla los compromisos que de ahí salen y se está verificando. Creo que es importante que la confianza sea el valor principal en el sector privado para que podamos atraer tanto inversión interna como la de los extranjeros.

“Yo aconsejaría que todos nosotros, desde los bancos, los empresarios y la administración en conjunto, trabajemos en crear un ambiente de mucha confianza y esto permitirá que México a corto plazo empiece a crecer a 4 por ciento que es lo que se debería crecer el país.

"La acción planteada (por el Gobierno) para la recompra de bonos me parece un paso muy adecuado dentro de la promesa de esta administración de concluir sus compromisos. En ese sentido creo que es un pilar fundamental para la confianza de los agentes económicos", destacó.