mundo | 06 de Diciembre de 2018

La mayoría de solicitantes proviene de Honduras y El Salvador; en la imagen, integrantes de la caravana de migrantes en Tijuana. Foto Víctor Camacho / archivo La Jornada

Por

Por 

Ana Langner / La Jornada

Ciudad de México, 6 de diciembre.- La mayoría de las personas centroamericanas que ingresaron a México con las caravanas y han solicitado la condición de refugio, han manifestado huir de la violencia y persecución, de acuerdo con la representación en nuestro país del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Con base en estadística de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), se tiene registro de más de 3 mil 200 personas que han solicitado la protección como asilado a la República Mexicana. La mayoría proviene de Honduras y El Salvador.

El Acnur detalla que las personas refugiadas son aquellas que se han visto forzadas a huir de su país porque su vida, seguridad y libertad están en riesgo.

Precisó que en estos movimientos ingresaron a México personas en alta condición de vulnerabilidad, incluyendo mujeres, niños y niñas, personas adultas mayores y hombres con necesidades médicas. Cada uno con una historia distinta, pero con una misma esperanza poder reconstruir sus vidas en México.

Informó que con el fin de apoyar la labor de las autoridades mexicanas para proteger a esta población, el Acnur ha reforzado sus labores de asistencia humanitaria a los solicitantes.

En conjunto con organizaciones de la sociedad civil e instituciones mexicanas, esta oficina de la ONU ha apoyado en el registro de la población, ha colaborado con los albergues, ha ofrecido información, asesoría legal y apoyo sicológico a las personas solicitantes de la condición de refugiado.

Indicó que el ayuntamiento de Tapachula, Chiapas, ha tenido un rol central en la respuesta al ingreso de las personas solicitantes de la condición de refugiado, ya que facilitó el uso del Centro de Convivencias como albergue temporal durante un mes. Ahí se pudieron hospedar un total de 197 hombres solos, brindándoles comidas y un espacio seguro para dormir.

Por otro lado, comunicó que la organización sin fines de lucro FM4 Paso Libre colaboró en la administración y manejo del albergue temporal.