mundo | 06 de Diciembre de 2017

Con el título "Los rompedores del silencio. Las voces que impulsaron un movimiento", la portada de la edición de diciembre de Time incluye solo a cinco mujeres representantes del largo listado. Del lado izquierdo de la imagen, se observa a Isabel Pascual. Foto Revista Time

Por

Por 

Karla Castillo

Tijuana, 6 de diciembre.-  La revista estadunidense Time nombró como "Persona del Año" a mujeres que "rompieron el silencio" e iniciaron las denuncias de acoso sexual en diferentes ámbitos en los meses recientes en Estados Unidos, entre las que se encuentra Isabel Pascual, una trabajadora agrícola mexicana.

Con el título "Los rompedores del silencio. Las voces que impulsaron un movimiento", la portada de la edición de diciembre de Time incluye a cinco mujeres representantes del largo listado. Del lado izquierdo de la imagen, se observa a Isabel Pascual.

Pascual, quien usa seudónimo para proteger a la familia, es una jornalera de 42 años de edad que labora en la pisca de fresa en campos agrícolas de California y quien junto con otras compañeras marcharon por las calles de Los Angeles en solidaridad con las actrices y otras víctimas de los abusos del productor de Hollywood, Harvey Weinstein, y en denuncia del acoso que también ellas sufren en su lugar de trabajo.

"Tenía miedo. Cuando el hombre me acosaba, me amenazaba con hacerles daño a mis hijos o a mí- por eso no dije nada. Me sentía desesperada. Lloré y lloré. Pero gracias a Dios, mis amigas en el campo me apoyaron. Así que dije: Sufiente. Perdí el miedo", dijo a la revista.

Isabel se organizó con sus compañeras jornaleras, manifestó su solidaridad a otras víctimas y accedió a formar parte de la edición de Time. "No importa que me critiquen. Puedo apoyar a otras personas que están pasando por lo mismo", aseguró.

La publicación destaca como los sectores de la sociedad más vulnerables de acoso y otros abusos sexuales a los inmigrantes, personas de color, con discapacidad o de pocos ingresos.

Otras protagonistas del tradicional número de la revista estadunidense son las primeras actrices que revelaron los abusos y violaciones de Weinstein y las miles de mujeres que han seguido el ejemplo y, con la etiqueta #Metoo (#YoTambién), revelaron la grave situación del acoso en Estados Unidos.

A partir de las primeras acusaciones, diariamente se han revelado nuevos casos -no solo en el mundo del espectáculo sino en todos los ámbitos- de víctimas de abuso, acoso o violación, por cuyas denuncias incluso han sido despedidas de sus empleos.

Las actrices Ashley Judd, Rose McGowan, la cantante Taylor Swift, congresista de California Jackie Speier, la senadora estatal Sara Gelser, la conductora de noticias Megyn Kelly, la empleada de limpieza de hotel Juana Melara, exlavadora de platos en restaurante, Sandra Pesqueda, profesoras de universidad, periodistas, artistas, activistas, entre otras víctimas de todos los sectores sociales forman parte de amplio listado.

El título de "Personaje del Año" lo otorga la revista Time a la persona con más influencia en los eventos relevantes del país; al respecto, el editor en jefe de la revista, Edward Felsenthal, explicó: "Por hablar de los secretos a voces, por trasladar las redes de susurros (forma en que mujeres se alertan unas a otras sobre hombres con comportamiento sexual inapropiado) a las redes sociales, por empujarnos a todos a dejar de aceptar lo inaceptable, los Rompedores del Silencio son la Persona del Año 2017".

Además de la mexicana Isabel Pascual, en la portada aparece primero -en orden de arriba hacia abajo- Ashley Judd, una de las víctimas del productor hollywoodense Harvey Weinstein y la primera en denunciar públicamente el comportamiento del magnate este año, a través de un artículo en el periódico New York Times, con el que el mundo escuchó y decenas de otras víctimas se atrevieron a hablar. 

También se encuentra la cantautora Taylor Swift -a la derecha de la portada-, quien llevó a juicio al locutor de radio David Mueller por tocarla inapropiadamente durante un encuentro en 2013 y a quien el jurado declaró culpable e impuso una multa simbólica de un dólar, propuesta por la propia cantautora.

En la mitad de la imagen, se ve a la ingeniera Susan Fowler, quien trabajaba en la compañía Uber denunció en su blog personal insinuaciones sexuales del director de la empresa como condición para obtener un puesto. Ante la omisión de los jefes sobre los señalamientos, compañeras de Fowler sacaron a luz otras acusaciones sobre acoso y comportamientos inadeacuados de sus colegas, caso que se viralizó en redes sociales y terminó con el despido de decenas de empleados de Uber.

En primer plano en la parte inferior de la fotografía, está Adama Iwu, una lobbysta o cabildeadora en la política de California, quien encabezó una carta pública firmada por 147 mujeres del ámbito político en la que denunciaron también haber sido víctimas de acoso.

Finalmente, en la parte inferior derecha se aprecia el brazo de otra mujer de quien no muestran la cara. Se trata de otra víctima que pidió anonimato en solidaridad para representar a aquellas que no pueden hablar públicamente.