Chihuahua | 06 de Noviembre de 2018

Argumentan que la intención es acabar con la red de corrupción y los privilegios en aduanas, además de profesionalizar el cargo. Foto José Antonio López / La Jornada

Por

Por 

Andrea Becerril y Víctor Ballinas / La Jornada

Ciudad de México, 6 de noviembre.- El grupo parlamentario de Morena en el Senado impuso su mayoría en el Senado, para aprobar una reforma a la Ley del Sistema de Administración Tributaria (SAT), entre acusaciones del PAN y PRD de que es “una legislación a modo, un vestido a la medida”, para que alguien cercano al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, encabece ese organismo a partir del 1 de diciembre.

La reforma elimina el requisito para quien presida el SAT de “haber desempeñado cargos de alto nivel decisorio” y en el caso de la experiencia probada en materia fiscal y aduanera, que establece la actual legislación, se le agrega “o de alguna otra materia afín”.

Los panistas Víctor Fuentes y Minerva Hernández advirtieron que la propuesta de reforma Morena llevaba dedicatoria, para Rosalinda López, pariente de dos gobernadores electos, ya que es hermana del tabasqueño Adán Augusto López y esposa del chiapaneco Rutilio Escandón.

Varios senadores de Morena defendieron el dictamen bajo el argumento de que se requiere que un profesionista ajeno a los grupos que han dominado el SAT y que han permitido la evasión de impuestos y los privilegios fiscales a grandes consorcios, esté a cargo de ese organismo.

El senador Félix Salgado resaltó que el SAT permitió que 350 empresas no paguen los impuestos que les corresponden y con la reforma se pretende que “gente nueva, si se puede jóvenes y mejor si se trata de mujeres” , se pongan al frente del SAT y combatan la corrupción.

Igualmente, el senador José Narro hizo notar que se busca profesionalizar al SAT, y hacerlo más eficiente, que combata la gran corrupción en aduanas, la red de privilegios actual.

La senadora del PRI, Vanesa Rubio, ex subsecretaria de Hacienda, refutó a los morenistas. Preguntó si la intención es profesionalizar, por qué se elimina del artículo 13 de la Ley del SAT el requisito de que su titular haya desempeñado “cargos de alto nivel decisorio”.

Junto con el PAN, los priistas propusieron mantener ese requisito. A su vez, el coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera planteó modificar el texto a discusión, a fin que sea obligatorio que el jefe del SAT tenga experiencia probada en materia fiscal ya aduanera.

En el dictamen se establece que, además de título profesional, con una antigüedad mínima de 10 años, se requiere “contar con experiencia probada y estudios en materia fiscal, aduanera, financiera o alguna otra materia fin”. Ello significa, dijo, que hasta un contador puede encabezar el SAT.

Ambas modificaciones fueron rechazadas y el dictamen se aprobó con 67 votos a favor, 40 en contra y cinco abstenciones.