méxico | 06 de Noviembre de 2018

AMLO afirmó que el empresario Carlos Slim envió como representante a Antonio Gómez, de Operadora Cicsa, con la instrucción de su parte de ayudarnos a buscar un acuerdo. Foto de archivo

Por

Por 

Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 6 de noviembre.- En un primer acuerdo general, las empresas con contratos en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) aceptaron la cancelación del proyecto y participar en la licitación de la terminal que se pretende edificar en Santa Lucía con el volumen de obra que perdieron después de los resultados de la consulta del 28 de octubre. Todo va a ser legal, absolutamente, dijo el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Ayer, durante casi una hora, López Obrador se reunió con los empresarios en el restaurante Corazón de Alcachofa, en Polanco, y dijo que los asistentes representan 92 por ciento de los contratos que se cancelarán.

En entrevista después del encuentro, el presidente electo afirmó que el empresario Carlos Slim envió como representante a Antonio Gómez, de Operadora Cicsa, con la instrucción de su parte de ayudarnos a buscar un acuerdo.

Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones, refirió que él mismo habló con el ingeniero Slim el pasado viernes, antes de que saliera de viaje, y que en la conversación que tuvieron refrendó la total solidaridad e instrucción (a Antonio Gómez) sobre el apoyo y respeto a la decisión, además de participar.

También llegaron a la comida, Hipólito Gerard –cuñado de Carlos Salinas de Gortari–, de Constructora y Edificadora Gia; Carlos Hank Rhon y Alberto Pérez Jácome, de La Peninsular Constructora; Olegario Vázquez Aldir, de Promotora y Desarrolladora Mexicana; Guadalupe Phillips, directora de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), y Diego Gutiérrez Cortina, de Epcor, entre otros asistentes.

–¿Se serenaron?– fue la primera pregunta a López Obrador, en referencia a su propia declaración cuando anunció que se reuniría con los contratistas.

–Es que no puedo utilizar esa palabra. Se portaron muy bien, al cien. Están en la mejor disposición de llegar a un acuerdo.

En un comunicado posterior, Hipólito Gerard sostuvo que Gia tiene la voluntad de consolidar sus planes de inversión en México con apego a las leyes e instituciones, por lo que mantenemos nuestra intención de participar en los nuevos proyectos que se desarrollen durante los próximos años.

Refirió que en la reunión se explicó a los contratistas que, conforme a la ley, se finiquitará el proyecto del NAIM, por lo que ambas partes mostraron voluntad de avanzar en la terminación de este proyecto.

Antes de la reunión, Guadalupe Phillips consideró que una de las alternativas puede ser la participación en Santa Lucía: Ojalá ésta pueda ser la forma mejor para todos los contratistas.

López Obrador insistió en que los empresarios fueron muy respetuosos de la decisión que tomaron los mexicanos en la consulta.

–¿Ya pasó la tormenta?

–Es que no hubo tormenta. Llovió un poquito, lloviznó, pringó, dirían allá en mi pueblo.

Por la mañana, a través de un representante, recibió del arquitecto y urbanista Iñaki Echeverría un ejemplar del proyecto parque ecológico lago de Texcoco.