Baja California | 06 de Septiembre de 2019

De los migrantes, los más cumplidos son los haitianos. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 6 de septiembre. - Apenas 5 por ciento de los centroamericanos que solicitaron y obtuvieron registro en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para trabajar legalmente en Baja California han renovado ese permiso, informó el delegado del instituto, Salvador Morales Riubí.

A diferencia, de los haitianos, 60 por ciento han renovado su documento para laborar con todos los derechos, como el acceso a seguro médico, explicó.

“Lo que ha sucedido va a seguir sucediendo –indicó– porque esta es la postura del gobierno de México, es que todo extranjero que ingrese y se registre, y que esté, en tanto sea de paso, como en un proceso de solicitud de alguna condición migratoria en Estados Unidos”.

Éstos, añadió deben recibir, “entre otras cosas, la atención de salud que necesite y un albergue suficiente para las necesidades más apremiantes”.

Agregó que el permiso se renueva cada seis meses, y que incluso los migrantes de origen haitiano buscan otro tipo de trámite para regularizar su residencia.

Los migrantes que están trabajando dados de alta en el IMSS, son ubicados por la institución, aseguró.

El 31 por ciento de los migrantes que trabajan formalmente, explicó, se incorporaron a la industria de la transformación, 23 por ciento en el comercio y 16 por ciento en la construcción.

En la ola migratoria reciente, de los originarios de Haití, obtuvieron permiso para trabajar en Baja California 2 mil 527 personas, (en Tijuana 2 mil 381, Mexicali 110 y Tecate 36); de ellos, 60 por ciento, es decir, mil 537 renovó el documento y siguen laborando en la formalidad.

De los originarios de Honduras se registraron 524 en Tijuana y sólo 2 en Mexicali, pero de esos 526, únicamente 28 siguen vigentes, lo que representa 5 por ciento, agregando el resto de países centroamericanos.

En cuanto a los provenientes de El Salvador, obtuvieron registro 73 migrantes en Tijuana, y solo uno está vigente; de Guatemala fueron 58, y con vigencia de únicamente tres.

Procedentes de Nicaragua y Venezuela obtuvieron permiso siete y cinco respectivamente, sin que alguno haya renovado el permiso.

De China, la India y Cuba, solamente un migrante solicitó permiso para trabajar legalmente, pero ninguno lo renovó.

La presunción es que quienes no renovaron ese documento emigraron a algún otro lugar, como podría ser Estados Unidos o bien regresaron a su país de origen, supuso.