méxico | 06 de Septiembre de 2018

Ante periodistas, Monreal declaró que antes de dar trámite a la solicitud buscará reunirse con el gobernador priísta Omar Fayad para buscar una conciliación y saber ‘‘qué desea". Foto Juan Ricardo Montoya

Por

Por 

Juan Ricardo Montoya, Andrea Becerril y Víctor Ballinas / La Jornada
Hidalgo, 6 de septiembre.- La fracción parlamentaria del partido Morena en el Congreso de Hidalgo solicitó al Senado la desaparición de poderes en esa entidad por considerar que hay ‘‘injerencia del Ejecutivo en la toma de decisiones de algunos grupos legislativos que pretenden relegar a Morena, en detrimento de la democracia’’.

Previamente, la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) intentó designar a María Luisa Pérez Perrusquía presidenta de la junta de coordinación política del Congreso local, pese a que el tricolor obtuvo sólo cuatro de las 30 diputaciones locales. Morena es mayoría en la 64 Legislatura, con 17 diputados.

Humberto Veras Godoy, coordinador de la fracción de Morena, y los demás legisladores de su fracción entregaron en la Ciudad de México la solicitud de desaparición de poderes al senador Ricardo Monreal.

Ante periodistas, Monreal declaró que antes de dar trámite a la solicitud buscará reunirse con el gobernador priísta Omar Fayad para buscar una conciliación y saber ‘‘qué desea: una conducción institucional o una ruptura constitucional. No me gustaría lo segundo.

‘‘Yo les pedí que no lo ingresaran formalmente’’, dijo el legislador en referencia al recurso de impugnación. Pero si el mandatario no acepta, como presidente de la Junta de Coordinación Política dará entrada a la solicitud.

No procede: Ramírez Marín

Por separado, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín, del PRI, dijo que se congratula por la oferta de Monreal de privilegiar el diálogo, pero recalcó que no se justifica la desaparición de poderes en Hidalgo, ya que es un conflicto legislativo y los otros dos poderes de la entidad funcionan con absoluta normalidad.

La solicitud se presentó siete horas después de que Humberto Veras Godoy, presidente de la mesa directiva del Congreso de Hidalgo para septiembre, decretó un receso indefinido de la sesión constitutiva, minutos después de que los 30 diputados electos rindieron protesta el martes.

María Luisa Pérez Perrusquía dijo que no hay motivos legales para que Morena solicite la desaparición de poderes ni para decretar el receso indefinido de la sesión constitutiva. Aseguró que la presidencia de la junta de gobierno se elige con el voto de las coordinaciones de las fracciones y no por voto unitario de los legisladores.

Indicó que ella recibió el respaldo de las fracciones del PRI y los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, del Trabajo y Encuentro Social; por tanto, será presidenta de ese órgano del 5 de septiembre de 2018 al 4 de septiembre de 2019.

El acuerdo del anterior Congreso local (tomado luego de la derrota del PRI el primero de julio) establece que para el segundo año la presidencia recaería en el PAN, que apenas tiene tres diputaciones, y el tercer año sería para Morena, que tiene 17. Se tenía previsto que la mañana de ayer Omar Fayad Meneses rindiera su segundo informe de actividades. Simón Vargas, secretario de Gobierno, entregó el documento en la oficialía de partes.

Vargas dijo que el gobernador es respetuoso de la independencia de los poderes Legislativo y Judicial y que no se inmiscuye en sus asuntos internos.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: