mundo | 06 de Agosto de 2018

Específicamente la presa Hoover marcó el inicio de la afectación del medio ambiente en la desembocadura de este caudal. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 6 de agosto.- Un estudio realizado por la Red Nacional de Áreas Naturales Protegidas, elaborado por científicos y profesionistas mexicanos y extranjeros, establece que la extinción de la vaquita marina y otras especies endémicas del Alto Golfo de California, se debe a la falta del agua dulce proveniente del Río Colorado.

Así lo informó el doctor en Ecología Marina, Eugenio Alberto Aragón Noriega, quien es miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

En rueda de prensa flanqueado por representantes de pescadores de San Felipe, Baja California y de Sonora, destacó que las conclusiones del estudio publicado recientemente, refiere que el represamiento del agua del Río Colorado es la causa del deterioro ambiental del Alto Golfo de California.

El académico se refirió al pretendido embargo de Estados Unidos al producto pesquero de esa parte del Golfo de California, pues perjudicarían no solo a los trabajadores del mar, sino también a sus familias y la cadena productiva que vive de esta actividad primaria.

Específicamente la presa Hoover marcó el inicio de la afectación del medio ambiente en la desembocadura del Río Colorado, reiteró el investigador citando estudios internacionales a los que no aducen los ambientalistas protectores de la vaquita marina.

Explicó que el estuario del Río Colorado comprendía 2 mil 500 kilómetros cuadrados de área inundable, pero para 1990 esa extensión se redujo a 38 kilómetros cuadrados de agua en el delta rivereño.

Antes del represamiento desembocaban al golfo 2 mil metros cúbicos de agua dulce por segundo, por lo que “toda esa zona donde se distribuye la vaquita marina era estuarina; ese era el hábitat de la vaquita, una zona estuarina que ya no existe por el represamiento del Río Colorado, y que no solo no existe, sino que ha impactado a muchas otras especias”.

El artículo de investigación expuesto, continuó el académico, señala en sus conclusiones que “el funcionamiento ecológico del Alto Golfo de California ha sido impactado drásticamente por el represamiento del Río Colorado; la vaquita y la totoaba son especies estuarino dependientes, el cambio del hábitat por el represamiento influye en el tamaño de la población; se debe de reconocer que hacer un problema por el represamiento del Río Colorado, el problema es binacional, de los dos países”.

En este sentido, si Estados Unidos va a realizar un embargo por la extinción de la vaquita marina, deberán realizar lo mismo con las hortalizas, vegetales y frutas que se están produciendo con el agua retenida del Río Colorado, expuso el investigador.