Por

Por 

Redacción

Ciudad de México, 6 de agosto.- Los Lobos BUAP siguen en plan de fieras y como muestra la victoria 3-2 que obtuvieron ayer ante Pachuca, que pese a tener una plantilla de lujo, no logra levantar el vuelo y sufrió su tercera derrota en el Apertura 2017.

Julián Quiñones dio el primer tanto a los licántropos con un remate de testa al minuto 47, mientras Juan Carlos Medina (55) y Luis Quiñones (60) se encargaron de completar el marcador. Los Tuzos, que sufrieron en todo el partido, descontaron con penal de Edson Puch (71) y un gol de Jonathan Urretaviscaya (90+1).

La ofensiva de Lobos salió con dientes y garras afilados, desde los primeros instantes atacó sin piedad: no importó que el estadio Olímpico de la BUAP se encontrara a la mitad de su capacidad, querían el triunfo en casa.

Julián Quiñones logró enviar el balón a las redes cuando apenas corrían cuatro minutos en el reloj. No obstante, el árbitro Roberto Ríos anuló el tanto por fuera de juego.

A partir de ese momento, Quiñones se encargó de comandar el ataque de Lobos por la banda derecha con buen ritmo que puso en peligro en varias ocasiones la meta de Tuzos.

El delantero colombiano lanzó un potente disparo desde fuera del área, parecía gol, pero Óscar Conejo Pérez atajó el esférico para salvar a Pachuca.

Aunque la porra de Pachuca se escuchaba con más fuerza en el recinto, los seguidores del plantel local animaban a su equipo con el coro ¡Lobos, Lobos!

El duelo se centró en la media cancha, Pachuca sufría en sus intentos de llegar al lado contrario del campo, mientras los Lobos se defendían con ferocidad.

Al regreso del vestidor, Julián Quiñones abrió el marcardor al 47 con un remate de cabeza.

Juan Carlos Medina aumentó la ventaja en los cartones al 55 con un disparo desde el centro del área, mientras Luis Quiñones se encargó de firmar el tercer gol de los locales al 60.

Los Tuzos perdieron ritmo en el ataque. El técnico Diego Alonso buscó alternativas ante la goliza que recibía su equipo y mandó a la cancha a Edson Puch por Érick Gutiérrez.

Un penal dio el primer gol a Pachuca cuando el árbitro marcó una falta en el área al 71 y Puch cobró para poner el 3-1.

Cuando el duelo estaba por concluir, Urretaviscaya descontó al 90+1 para evitar que el tercer descalabro de Tuzos en esta temporada no fuera tan estrepitoso.

Con un plantel austero, Lobos mostraron de nueva cuenta que tienen armas para pelear la permanencia en primera división.