Baja California | 06 de Agosto de 2015

Adair Vega se encontraba de vacaciones en el ejido Ojo de Agua, cuando fue mordido por la víbora de cascabel, dijo su madre, María Isabel Zamora. Foto Hamlet Alcántara

Por

Por 

Hamlet Alcántara

Tijuana 6 de agosto.- Luego de varios días de haber permanecido en estado crítico tras la mordedura de una víbora de cascabel, Adair Vega Zamora, de 11 años, fue dado de alta en el Hospital General de Tijuana. 

El menor, quien fue ingresado a este nosocomio el pasado 30 de julio en estado crítico por la mordedura de una víbora de cascabel en el tobillo izquierdo, regresara este jueves a su domicilio. 

El doctor Óscar Armenta Llanes, jefe del servicio de pediatría, explicó que el paciente llegó a urgencias pediátricas, donde se le suministraron entre 75 y 80 frascos de antiviperino y permaneció tres días entubado. 

Su estado de salud era delicado, aseguró el médico, debido a que durante tres días presentó alteraciones nerviosas y fiebres altas. 

María Isabel Zamora, madre del niño, dijo que son originarios del ejido Sonora y su hijo estaba de vacaciones con sus abuelos, en el ejido Ojo de Agua, donde lo mordió la víbora. 

El menor estaba juntando agua para bañarse cuando sintió la mordedura y una de sus primas se quitó el cinturón y amarró el tobillo, de ahí fue trasladado al hospital en un lapso de media hora. 

Sondeo

¿Está de acuerdo con la consulta ciudadana del Congreso para determinar si la próxima gubernatura es de 2 o de 5 años?