espectáculos | 06 de Marzo de 2018

Aunque el actor aseguró que le quedan pocos años por delante, dijo que no piensa en la muerte, aunque sí sabe que va a llegar. Foto La Jornada

Por

Por 

Notimex 

México, 6 de marzo.- A sus 93 años, 70 dedicados al cine, el teatro y la televisión, el actor Ignacio López Tarso piensa que su vida no es divertida como para ser llevada a la televisión a través de alguna serie.

En entrevista con Notimex, López Tarso mencionó: “Yo pienso que sería muy aburrido poner mi vida, no tengo interés de hacer o que se haga una telenovela de mi vida, me parece una tontería.

“Para mí sería una pérdida de tiempo terrible, que lo hagan de otros (…) hay muy buenas historias como para llevar mi vida, por ejemplo del pensador Tomás Moro, qué maravilla de personaje”, compartió con singular picardía.

Por otro lado, aunque el actor aseguró que le quedan pocos años por delante, dijo que no piensa en la muerte, aunque sí sabe que va a llegar.

En ese sentido, señaló, “he tenido cercanía con la muerte, como con 'Macario', quien es ahijado de la muerte, le niega un pedazo de su guajolote al Dios indígena y al diablo vestido de charro, pero a la muerte sí le da”.

Mientras llega, López Tarso aseguró seguirá trabajando en teatro, donde ahora mismo presenta los jueves “Aeroplanos”, pieza a la que volverá en dos o tres semanas Manuel “El Loco” Valdés.

Respecto al regreso de este actor, compartió que “ha platicado con él solamente por teléfono. Y se escucha muy entusiasta y contento de poder regresar, se está preparando para eso y lo espero con gusto, porque además de un gran compañero es una gran diversión tenerlo cerca”.

Paralelo a este montaje, López Tarso hace temporada de “Un Picasso” al lado de Gabriela Spanic, y “El padre”, con Érika Buenfil, Lisardo, Lucero Lander, Adriana Nieto y Sergio Basáñez, por diversas plazas de la República Mexicana.