diputados federales | 06 de Febrero de 2019

Perspectiva de la Sala de Sesiones de la Cámara de Diputados Foto Jesús Villaseca | Archivo La Jornada

Por

Por 

Roberto Garduño y Enrique Méndez

Ciudad de México, 6 de febrero.- La Cámara de Diputados discutirá mañana en el pleno la reforma a la Ley Federal de Entidades Paraestatales para permitir que el escritor Francisco Ignacio Taibo Mahojo  pueda ser director del Fondo de Cultura Económica (FCE), al eliminar el requisito de ser mexicano por nacimiento.

Esta tarde, la Comisión de Gobernación aprobó sin cambios el dictamen a la minuta del Senado que elimina de dicha ley “la discriminación motivada por origen étnico nacional, de género o de ciudadanía”.

La oposición votó en contra de la reforma, que argumenta:

“Se produce desde luego una evidente mejoría al sistema legal nacional al acercar la norma a estándares ideales de aplicación de los derechos humanos, al reducir en todo un cuerpo legal cualquier nota tendente a la discriminación por origen étnico nacional, de género o cualquier otra; más aún si se considera que esta norma reglamenta al sector paraestatal de la Administración Pública Federal”.

El 29 de noviembre, y mientras se presentaba en el Congreso la iniciativa de la reforma que hoy se avaló en comisiones, Taibo II dijo que, si para el 3 de diciembre el marco legal no se había adecuado, aun así, asumiría el cargo.

Y en una declaración que causó polémica, abundó: “Sea como sea, se las metimos doblada, camarada; yo sé que me paso de lépero, pero si algo conquistamos este julio pasado fue el derecho a llamar a las cosas por su nombre, a los culeros, culeros y a los enmascarados, enmascarados”.

Con 18 votos a favor de Morena y sus aliados y 8 votos en contra de la oposición, se aprobó el dictamen para definir que, “conforme lo expresado en el artículo 1o constitucional, todas las autoridades, en el ámbito de su competencia, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad”.

Según la comisión, el Legislativo debe privilegiar que todas sus decisiones “observen de la mejor manera la igualdad legal y procuren la social, laboral y en todos los ámbitos de vida del ser humano, entre la mujer y el varón”.

El dictamen, que se envió a la Mesa Directiva para que lo incluya en la sesión de mañana, resalta que al eliminarse cualquier discriminación, se permitirá a las personas “en igualdad de condiciones de género, nacionalidad, ciudadanía y cualquier otro atributo de la persona ascender u ocupar cargos de alto nivel decisorio en la administración pública federal paraestatal, sin más diferenciación que sus habilidades profesionales y dedicación laboral”.