Chihuahua | 06 de Febrero de 2018

Foto tomada de video

Por

Por 

Jesús Estrada, corresponsal

Chihuahua, 6 de febrero. - El gobernador Javier Corral Jurado desestimó las cifras crecientes de muertes violentas que registra el estado de Chihuahua, pues considerar que son parte de una estrategia para  desestabilizar su gobierno.

En entrevista con Aristegui Noticias, Javier Corral expuso que cada que el gobierno de Chihuahua da un golpe a la corrupción, se presentan “hecho atípicos” de violencia en el estado, que se salen de la disputa entre cárteles y forman parte de una situación que se puede interpretar en el sentido de desestabilizar a la autoridad estatal.

Reconoció que el estado atraviesa por una crisis de seguridad, pero señaló que existe una campaña mediática para magnificar la situación, de la cual responsabilizó a medios de comunicación nacionales ligados al precandidato priista, José Antonio Meade.

Dijo que varios sicarios detenidos han declarado que fueron enviados a Chihuahua a “calentar la plaza”, lo que Javier Corral entiende como parte de una campaña de la que forman parte “los voceros de Meade”.

Ejemplificó la balacera en un palenque ocurrida en la ciudad de Chihuahua la noche del sábado anterior, donde murieron seis personas, entre ellas un menor de edad, y 14 más resultaron heridas.

Corral Jurado consideró que la noticia fue mal interpretada por medios de comunicación y versiones oficiales, dándose a entender que mientras se negociaban 900 millones de pesos, ocurrió una masacre en el estado.

En las últimas 24 horas, entre la tarde del lunes y la mañana y tarde del martes, reportes de corporaciones policiacas informaron de la muerte violenta de al menos diez personas, en hechos distintos en los municipios de Cuauhtémoc, Juárez, Chihuahua y Parral. 

Sondeo

¿Le preocupan y afectan los deslizamientos de tierra que ocurren en Tijuana?