Baja California | 06 de Febrero de 2018

En unas cuantas horas perdieron el patrimonio que formaron durante años. Foto Antonio Maya

Por

Por 

Antonio Maya

Tijuana, 6 de febrero.- El anuncio del alcalde fue que atenderían a las 89 familias que perdieron su patrimonio por una situación que no fue su responsabilidad, que el Ayuntamiento entregaría 10 mil pesos a cada una para renta y el traslado de sus pertenencias, pero las los afectados se dijeron abandonados por la autoridad porque el apoyo sí se les ofreció pero condicionado, además de que no es suficiente, han sido víctimas de robos y hay más afecados de los que se informó. 

El presidente municipal Juan Manuel Gastélum refirió a medios de comunicación que los deslizamientos fueron ocasionados por la empresa Melo que construye el fraccionamiento Valle Pedregal -en la delegación San Antonio de los Buenos- y tendría que remediar los daños, pero tampoco se observa que haya obras para resolverlo y los afectados exigen que se les reconstruyan sus casas, no quieren un terreno lejos de donde hicieron su vida.

Uno de los habitantes del lugar comentó que no está pidiendo caridad sino que le regresen un lugar para vivir pero que de ninguna manera aceptaría irse a vivir a la zona este de la ciudad, o retirarse demasiado de donde ha vivido por más de 30 años, pues aseguró que él no invadió ese predio sino que lo heredó de su padre.

El lunes, ante la imagen devastada de las calles que transitaron por décadas, habitantes de Lomas del Rubí se manifestaron para reclamar apoyo, con cartulinas en lo alto con mensajes como “Exigimos ayuda, ninguna autoridad se ha hecho presente”, “Lomas del Rubí en colapso total, Seguimos en lucha” en otras culpaban a grupo Melo por lo sucedido.

Hubo algunos que comentaron que el presidente municipal "solo se la pasa diciendo mentiras en los medios y no se ha atrevido a visitar la zonas dañadas".

Atalía Ramos, una de las afectadas, refirió que personal del ayuntamiento se acercó para informarles que les entregarían 10 mil pesos, para la renta de una casa, una despensa y el traslado de sus pertenencias a su nueva casa, pero explicó que con esa cantidad no les alcanzaría para nada, pues sin depósito o un aval no van a poder arrendar un hogar, también dijo que el ayuntamiento no se puso a pensar en las consecuencias que eso les provocaría a las familias, pues muchas de las personas que ahí se encuentran son de escasos recursos

La mañana del lunes el secretario de Desarrollo Urbano, Alejandro Ricardo Lomelín, afirmó que en el fraccionamiento no se utilizó dinamita ya que para el uso de explosivos se tiene que tener un permiso de la Secretría de la Defensa Nacional. Comentó que pudieron haber sido varios los detonantes que ocasionaron el movimiento de la ladera, pero solo habló de tres posibles casos.

Los cortes de tierra que se realizaron, es uno de los casos que mencionó Lomelín, aunque dijo que se revisó el proyecto y se está analizando  por parte de seis empresas geotécnicas; otro es la presencia de humedad. Se encontraron 30 descargas de agua que pudieron ocasionar el saturamiento del material y se reblandezca el suelo, además en fechas anteriores se habían registrado asentamientos de tierra, mencionó el funcionario.

Mientras se manejan versiones diferentes de las causas que provocaron el desastre, hay estudios pendientes y los vecinos temen que avance porque sus hogares, que construyeron con el esfuerzo de años, desaparecieron en unas cuantas horas y la fuerza de la gravedad amenaza más sectores del fraccionamiento, los afectados intentan recuperar lo poco que pueden y duermen a la intemperie o en las partes de sus casas que siguen en pie, con el alma en vilo porque a los movimientos no paran y los ruidos de la tierra no les dejan olvidar su situación.