Baja California | 06 de Enero de 2019

Presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia sobre el programa de la Zona Libre de la Frontera Norte Foto Alberto Elenes

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 6 de diciembre.- El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció una conferencia sobre el programa de la Zona Libre de la Frontrera Norte, desde Tijuana, en el que explicó que con el combate al robo de combustible se podrá reemplazar lo que se deje de recaudar en esta zona.

Desde el gobierno de Fox comentó, se tenía que "descontar" 10 mil millones de pesos por el robo del hidrocarburo. Actualmente la cifra llegó a 60 mil millones de pesos al año. 

Explicó que hace dos días se logró que de las 1,100 pipas con 15 mil litros de combustible (cada una) que se robaban, se logró bajar a 36 pipas.

"En el peor de los casos si logramos que no se roben los 60 mil millones, y que se reduzca a 10 mil, estamos ahorrando 50 mil millones, en los cálculos más negativos", señaló López Obrador.

"Quienes ven mal este programa creen que vamos a dejar de recaudar esa cantidad, sí al principio vamos a tener que apoyar y va a ser un estímulo fiscal. Pero al mediano y al largo plazo vamos a aumentar el crecimiento de la Zona Fronteriza del 3 por ciento al 5 o 6 por ciento y esto va a significar mas ingresos, bienestar y recuadación para hacienda".

Se hará una evaluación cada 3 meses, con una mecánica de diálogo circular para encontrar la manera de dar seguimiento a la funcionalidad del programa. Dicho encuentro podría ser en Rosarito, Tecate, Ensenada o Mexicali.

Comentó sobre la incertidumbre de si habrá facturación de empresarios del centro, en el norte del país, a lo que mencionó:  "ya cambiaron las cosas, todos nos vamos a portar bien, no facturaciones falsas, no se va a permitir la evasión fiscal, que no haya corrupción".

Señaló que el beneficio del decremento al ISR e IVA, deberá verse reflejado en mantener los precios de combustibles en Tijuana que en California, homologación de precios de agua, luz y combustible y que aumente el salario de los trabajadores.

Destacó que los empresarios van a pagar menos impuestos, tendrán insumos más baratos. Por lo que  deberán, sin desequilibrios, aumentar el salario mínimo al doble ($177.00).